Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Uno de los temas de mayor cuidado en la salud de los caballos tiene que ver con la desparasitación. Esto, debido a que la forma de proceder dependerá principalmente de la edad del caballo, de las condiciones en las que viva y del avance de cualquier tipo de parásito en su organismo.

Según Wilson Mora, médico veterinario zootecnista, cada finca puede manejar estos procesos de forma diferente. Sin embargo, recalcó que lo importante es estar seguro del estatus parasitario de los caballos, y eso se logra mediante pruebas de laboratorio y programas de desparasitación en cada pesebrera. “Esto definirá el producto a usar y el intervalo de tiempo que se debe hacer. Eso se debe hacer para mirar la carga parasitaria y establecer el protocolo”, dijo.

Mora comentó que la primera acción debe centrarse en prevenir que se produzcan las infestaciones entre los caballos que están en pastoreo. Esto se logra al evitar sobrecargas en los potreros y haciendo rotaciones de forma constante para que se rompa el ciclo de los huevos de los parásitos, que pueden llegar a 21 días.

A su vez, destacó que es importante mantener las camas limpias y secas para los caballos en confinamiento. “Es bueno que las pesebreras estén aireadas, que el pasto fresco o el heno no estén en el piso y estar registrando todo permanentemente”, agregó.

La jueza de Fedequinas, Ángela Ochoa, mencionó que se deben diseñar ciclos de vacunación donde se incluya la toma de heces de varios caballos. Esto se hace con el propósito de realizar los análisis de laboratorio que determinen el tipo de parásitos que tenga.

En los potros, Mora recomendó hacer el proceso de desparasitación en las primeras seis semanas de vida y además agregó que en el caso de sitios donde la carga parasitaria es muy baja, los procesos de desparasitación pueden hacerse hasta una o dos veces por año. De lo contrario, debe ser cada dos o tres meses en potros, y cada cuatro en caballos adultos.

Cuando hay animales que llevan mucho sin desparasitarse, pueden formarse muchas lombrices de gran tamaño. En esa situación, Mora dijo que la desparasitación debe hacerse solo con la mitad de la dosis de los medicamentos requeridos.

Es clave medir la dosis e identificar sintomatología
Es importante, según explicó el médico veterinario zootecnista, Wilson Mora, que cuando el animal lleva mucho tiempo sin desparasitarse, el proceso se haga solo con la mitad del medicamento para que no mueran muchas lombrices y se hagan nudos en el intestino, lo que puede generar cólicos, además de obstrucción intestinal y dolor abdominal agudo.

Si la carga es muy alta, la dosis debe ser baja y aumentar poco a poco. Ochoa agregó que un caballo infectado con parásitos empieza a perder peso, el pelo se pone pesado y puede generarse comezón, además si no se controla la situación, la infección puede migrar al hígado y a los riñones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.