Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Después de que en 2016 la ley 1787 reglamentara el uso del cannabis medicinal, tanto médicos como veterinarios pueden prescribir sin inconveniente a sus pacientes. Actualmente, los animales están siendo tratados con fitocannabinoides que son principios activos de la planta.

En el mercado se están empezando a regular productos magistrales, preparados por el farmacéutico para un paciente individualizado, no para todos los animales de manera general. “Partiríamos de un abordaje basado en la evidencia científica, donde tenemos un diagnóstico ya determinado y sabemos exactamente qué es lo que tiene el paciente”, explicó Jhon Betancurt, director científico de la Red de Cannabis Medicinal Veterinaria.

Para poder formular cannabis en animales se necesita la prescripción médica del colegio veterinario, en el caso de medicina veterinaria debe ser del Consejo Profesional de Medicina Veterinaria y Zootecnia de Colombia (Comvezcol); además, una historia clínica totalmente diligenciada y un consentimiento informado de la familia. “Esto es muy importante, ya que cada fitocannabinoide o cada ápice farmacéutico de la planta del cannabis, que en este momento son más de 126, puede tener acciones farmacéuticas diferentes”, agregó el experto.

La combinación de fitocannabinoides entre sí da resultados diferentes en cada producto que se escoge para el tratamiento de las mascotas.

“En Colombia se ha venido desarrollando un mercado negro de cannabis de línea veterinaria que consta de productos importados, de autocultivo, hechos con cannabis proveniente del narcotráfico, y son muy peligrosos porque son muy concentrados y pueden causar intoxicaciones en mascotas”, advirtió Betancurt.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.