Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Para algunas personas durante la pandemia les resultó positivo adoptar una mascota, ya que después de un arduo día de trabajo se podían relajar, acariciando o jugando con la mascota que habían adoptado. Por varios meses esta fue la solución para calmar la ansiedad y estrés tanto de las personas como de las mascotas, aun así, cuando se empezaron a quitar las medidas que había implementado el Gobierno para hacer frente a la pandemia, las personas ya tenían que desplazarse a su trabajo y estos animales empezaban a presentar síntomas de ansiedad por quedarse solos.

Un caso particular fue el de Candice Love quien adoptó un perro durante la pandemia, pero cuando tuvo que regresar a las clases presenciales a su universidad observó que su perrita T´Challa había presentado síntomas de ansiedad, ya que cuando llego una vez de clases encontró las persianas de su ventana arrancadas y mordidas.

Una solución que ella vio para este caso es que la televisión hacía relajar a T´Challa, así que cuando ella se desplazaba hacia su universidad le dejaba el televisor prendido para que pudiera estar calmada. Por otro lado, otros dueños de diferentes mascotas han hallado otra solución que ha sido probar con medicamentos contra la ansiedad, otros recurren a tratamientos de spa o a la "cerveza" canina.

Una veterinaria llamada PetMeds realizó un análisis donde encontró que la venta de medicamentos para la ansiedad de las mascotas aumento un 26% entre 2019 y 2021. Otro ejemplo es el de Togo, un joven cavapoo -una mezcla de Cavalier King Charles Spaniel y caniche- en Manhattan y para no entrar en ansiedad el bálsamo fue una aspiradora robótica. Cuando el dueño de Togo, Allan Maman, de 22 años, regresó por primera vez a las reuniones de trabajo en persona, observó impotente a través de una cámara de seguridad remota cómo su cachorro miraba durante horas a la puerta principal.

Además, en Brasil, que es uno de los países con tasas más altas de propiedad de perros del mundo, un Spitz alemán llamado Pippo se puso en huelga de hambre cuando su dueño, Kelvin Monheit, de 28 años, volvió a las clases de arquitectura en persona a principios de este año.

Es por eso que los veterinarios dicen que la verdadera ansiedad por separación es una condición que debe ser diagnosticada y tratada por un profesional. Sin embargo, para las mascotas que muestran un comportamiento ansioso menos grave, las tácticas creativas pueden ser beneficiosas, dicen. El Dr. Petty, veterinario de Michigan, recuerda que durante unas vacaciones familiares recientes, pagó a un vecino adolescente para que viera la televisión con sus propios perros por las tardes.

En este punto es importante que las mascotas siempre tengan un control con los veterinarios para que el dueño este seguro de que su mascota está sana y sin ningún comportamiento de ansiedad o estrés. Es relevante tener en cuenta y tener presente cada comportamiento para que las mascotas estén a gusto y puedan llevar una vida sana.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.