Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según afirman los expertos, la vacunación en animales de compañía es tan importante para las personas como para los mismos animales, pues cumple la doble función de proteger a las mascotas ante posibles peligros para su salud y evitar la transmisión a humanos de enfermedades zoonóticas. Por este motivo, es muy importante que los propietarios cumplan estrictamente con los esquemas establecidos tanto para perros como para gatos.

Mariana Muñoz, médica veterinaria del área de pequeñas especies de la Clínica Veterinaria Lasallista, aseguró que es necesario comenzar los esquemas de vacunación desde una edad temprana. “El esquema en perros inicia desde que el paciente tiene 45 días de nacido, mientras que en gatos comienza a partir de los dos meses. Lo importante es que cada propietario, antes de tener la mascota, se informe y se asesore con el veterinario acerca de por qué y cada cuanto hay que vacunarlo”.

LOS CONTRASTES

  • Harrison MoralesMédico jefe de ClinicalVet

    “Una vacuna aplicada a tiempo le puede ahorrar muchos costos y complicaciones al propietario. Hay dosis que son básicas para el animal ”.

Algunas de las vacunas más relevantes en gatos, además de la de la rabia, son las del calicivirus, la rinotraqueitis y la panleucopenia. De igual forma, hay biológicos que ayudan a prevenir la leucemia, mas no a curarla. A su turno, en los perros se previenen virus como el distemper o moquillo, el parvovirus, el adenovirus, la parainfluenza, la leptospirosis y la rabia. Estas aplicaciones deben ser complementadas con desparasitaciones periódicas como parte del plan sanitario.

Según informa Harrison Morales, médico jefe de ClinicalVet, también existen algunas vacunas que son consideradas como adicionales, pero tienen mucha importancia. “Para los caninos hay una vacuna denominada como ‘tos de perrera’. Aunque es muy útil, la mayoría de veces se aplica cuando los perros salen con paseadores o cuando en las perreras hay aglomeración de animales. En el caso de los gatos, la vacuna adicional es la de la leucemia, pero es muy necesario que antes de aplicarla se le haga al paciente una prueba, pues si sale positivo, no se debe vacunar”.

En esa línea, el veterinario jefe señaló que hay algunos casos en los que la aplicación de las vacunas debe comenzar antes de lo que se recomienda. “Hay dosis que deben aplicarse al mes de nacidos a pacientes que están muy propensos a enfermedades; por ejemplo, los que viven en zonas donde hay muchas dificultades en la sanidad o los cachorros que recibieron muy poca leche de su madre. Los propietarios que vayan a viajar con mascotas deben presentar el esquema al día”.

Hay mascotas más allá de perros y gatos

Hay otras mascotas para las que también se han desarrollado algunas vacunas, como los conejos, los hurones y los mini pig, pero en este caso los propietarios deben obtener asesoría personalizada con el médico veterinario. Muchas clínicas ofrecen el servicio de vacunación a domicilio, cuyo costo varía de acuerdo con las zonas en las que se realice la aplicación de la dosis. Debido a que muchas vacunas pueden generar en los animales efectos adversos, sobre todo en las primeras horas posteriores a la aplicación de las dosis, es necesario que los dueños tengan una serie de cuidados. Hay casos en los que a vacuna se puede encapsular y puede generar una úlcera.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.