Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El estrés en gatos hogareños los enferma y pueden morir, se tornan agresivos o mostrar de los más extraños comportamientos.

Es un problema común, que se da por múltiples razones como la escasa y difícil interacción con las personas con las que vive, por un ambiente pobre en estímulos y por la presencia inadecuada de otros gatos.

Depende, como en todo, del ambiente en el que vive y del temperamento que está determinado por el genotipo, pero también se sabe que gatitos con padres más juguetones son más amistosos.

Los persas y siameses son más interactivos y juguetones que los gatos comunes, mientras los bengalí son más agresivos hacia personas. Los rojos tienden a ser más agresivos y los de piel oscura más sociables según estudios que no han podido ser replicados.

En un mundo en el que los gatos son el principal animal de compañía, así haya más perros, tendencia creciente, conocer qué los estresa y cómo tratarlos ayuda a reducir serios problemas. El estrés, cuando es duradero, afecta la salud del individuo y los cambios de comportamiento molestan a las personas, por lo que situaciones derivadas del estrés son una causa común de eutanasia en perros y gatos. 

Causas de la ansiedad en felinos

Entre las principales causas por las que se estresan los gatos, figuran cambios ambientales, un ambiente pobre y una escasa relación con las personas, y el conflicto con otros gatos. La novedad es estresante por sí. Cambios en lo físico así como la llegada de nuevos miembros a la casa o el cambio de rutina puede derivar en estrés. Cuando el ambiente es escaso en oportunidades para expresar su comportamiento normal puede afectarlo, mientras que estrategias de enriquecimiento ayudan.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.