Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El paso del tiempo genera cambios en las funciones de los organismos de los seres vivos; por esta razón, se hace necesario cambiar el tipo de alimentación que reciben las mascotas.

Algunos de los signos más característicos en la salud de los animales de avanzada edad son la disminución de la función del sistema inmunológico, el aumento de los trastornos gastrointestinales, la menor movilidad, lo que trae como consecuencia un aumento de peso, y problemas en la salud oral como mal aliento, sarro y pérdida de piezas dentarias.

El médico veterinario Reinaldo Guerrero Ardila, explicó que en la etapa geriátrica es necesario aumentar la frecuencia de la alimentación de los animales sin necesariamente aumentar la cantidad.

“Así como los humanos, las mascotas a cierta edad tienen otras necesidades alimenticias a las que hay que estar muy atentos para evitar problemas metabólicos”, advirtió el veterinario.

En esta etapa de la vida, las mascotas presentan cambios no solo físicos sino de comportamiento, pues reducen su actividad física y, muchos de ellos, presentan problemas para masticar.

La comida geriátrica debe contener mayores antioxidantes que sirven de soporte al sistema inmunológico. El alimento deberá ser una buena fuente de fibra y glucosamina para mantener saludable el aparato digestivo y las articulaciones. 

Así mismo, se deberá tener presente, el nivel de vitaminas y minerales de los alimentos. Guerrero aconseja un control médico frecuente

Finalmente, el veterinario recomienda reducir el requerimiento energético del animal pues en esta etapa perros y gatos tienden al sobrepeso y la actividad física es menor. Si es necesario aumente la cantidad de proteína sin descuidar la hidratación de la mascota.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.