Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

De acuerdo con Pet Food Institute, el fuerte lazo que se genera entre los amos y las mascotas lleva a que estos animales tengan cambios en sus estados de ánimo en concordancia con lo que esté viviendo el amo, tanto positiva como negativamente.

“Todas las emociones emiten un campo energético el cual se manifiesta en un área determinada del organismo. Si esta emoción perdura mucho tiempo, puede generar cambios físicos”, explicó Carlos Cifuentes, veterinario de  Pet Food Institute.

Teniendo en cuenta lo anterior, estos cambios no solo afectarían el ánimo de las mascotas sino que también se desprenderían molestias físicas. Es así como sensaciones relacionadas con ira o miedo podrían modificar la frecuencia cardiaca, presión arterial y tensión muscular; por su parte, la tristeza causa una actividad neurológica “elevada y permanente”.

El camino que recomienda el instituto para generar un estado emocional más equilibrado se basa en prácticas conjuntas de yoga, mantras, meditación y hasta oración, además de hacer ejercicio. También se plantean opciones de esencias florales y aromaterapia para esto.

Adicionalmente, Cifuentes subrayó que con los consejos anteriormente mencionados se busca “reconocer qué tipo de emoción afecta sostenidamente el entorno de la mascota”, para trabajar en estos campos.

Entre otros puntos, el experto señaló que “cuando las familias trabajan en su entorno emocional, las mascotas tienden a mejorar más rápido de lo habitual”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.