Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Por ello, durante la época de desabastecimiento estos elementos se vuelven de vital importancia para los agricultores, pues pueden llegar a reducir hasta 50% el uso de fungicidas y de agua en los cultivos. Se estima que más o menos 80% del agua que se consume en el país, está dada por los cultivos a nivel nacional. 

“Los drones disminuyen el uso de estos elementos, gracias a que se obtienen las áreas georeferenciadas, teniendo como referencia la constelación GPS, para determinar con exactitud el área que debe ser intervenida, haciendo cálculos exactos de los agroinsumos y agua que deben ser aplicados, de acuerdo a los resultados obtenidos en el trabajo de campo”, explicó Steve Giovanni Hostos Amaya, controlador de tránsito aéreo de Sistemas Integrados de Información Geográfica y Aeronáutica (Siinga).

Por su parte, Fabio Hernán López, director ejecutivo de Earth Tech de Colombia SAS, dijo que, “estas plataformas aéreas de análisis espectral son capaces de dar datos exactos para preparar la tierra antes de que se pongan las semillas, y una vez ya esté el cultivo, poder hacer un seguimiento del mismo a tal punto que se puede identificar exactamente cuáles son las plantas que están afectadas por plagas y dónde es realmente necesario poner fungicidas, las zonas que necesitan más o menos agua, o conteo de plantas. Así, el campesino ahorra recursos importantes”.

Cabe mencionar que, estos drones de precisión logran identificar la cantidad de agua y el sitio que la necesita gracias a el sistema de posicionamiento global de referencia con el que se cuenta en los sensores ópticos aerotransportados.

Por ello, y teniendo en cuenta el ahorro en costos y la época de sequía que vive actualmente el país, Luis Fernando Medina, representante de ventas y servicios de Heliboss Colombia, manifestó que lanzarán al mercado un dron que permite hacer cualquier tipo de riego. “Estos equipos pueden cargar más de 10 kilos de líquido para hacer fumigaciones y son 40 veces más eficientes que la fumigación manual”.

Actualmente en Colombia, según indicó Hostos Amaya, esta tecnología está siendo usada en centros de investigación encargados de diferentes tipos de cultivos, corporaciones autónomas, aseguradoras y algunas entidades públicas, gracias a los grandes ahorros que esto les representa en campo.

Además, Amaya dijo que drones de este tipo pueden llegar a costar entre $200 millones y $250 millones.

Tecnologías emergentes para agricultura de precisión
Según Steve Hostos, controlador de tránsito aéreo de Siinga, el servicio de tecnologías emergentes para la agricultura de precisión, como lo son los vehículos aéreos no tripulados, obtienen información a partir de sensores aerotransportados, acerca del estado de salud de los cultivos, vigor de la planta, nivel nutricional, composición de minerales y detección de los puntos calientes del cultivo por evapotranspiración.

La opinión

Luis Fernando Medina
Representante de ventas Heliboss
“Estos equipos capturan imágenes con las que los expertos pueden interpretar, por ejemplo, si a una planta le falta agua o nutrientes”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.