Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El año pasado, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, tomó el control de varios activos de ese país, uno de los más importantes tiene que ver con Monómeros, empresa que tiene más del 60% del negocio de fertilizantes de Colombia, y su marca supera los 50 años en el sector agrícola.

Con lo anterior empezó un proceso de cambio y reorganización, allí llegó el ingeniero Gustavo Sol como gerente. El ejecutivo explicó que ese nuevo plan “ya se está viendo”, y se refleja en que los últimos resultados financieros; incluso, este año esperan que con las ganancias se arme un paquete para reinvertir en infraestructura.

¿Hubo dificultades en el primer trimestre?
Venimos de una reorganización desde abril del año pasado hemos estado limpiando la casa. Este primer semestre, enero y febrero fueron meses lentos, pero son temas normales. Recordemos que muchos dependen del tema de las lluvias, y esos son meses bajos. Aún así los ingresos subieron 18%, (llegaron a $222.564 millones); y las ganancias crecieron 172% (cerraron a marzo en $16.959 millones).

¿Cómo se invertirán esas ganancias este año?
Vamos a aprovechar las ganancias para modernización de nuestras plantas y procesos, automatización, y para mejorar la productividad. Además, organizamos un equipo de trabajo con nuevos negocios para apoyar el agro y convertirnos en aliados. Este agro se debe convertir en generador de divisas, reforzar exportaciones de productos agrícolas y nuevos negocios.

¿Con cuánto monto?
Son proyectos que para nosotros son importantes, inversiones con entes multilaterales y fondos para reforzar. Estamos pensando en invertir más de US$50 millones en lo que resta del año en el agro. Entonces ahí se verá la infraestructura y nuevos negocios. Ahora, por ejemplo, queremos que la gente se organice en función de productos de exportación y ahí los vamos a ayudar, y acompañar.

Concretamente, ¿qué proyectos de infraestructura?
Tenemos planes de expansión en ese sentido de plantas, queremos invertir en nuestro complejo en Barranquilla, allí tenemos un lote muy importante de cerca de 40 hectáreas para hacer crecer un parque industrial. Las capacidades portuarias en Barranquilla y Buenaventura queremos modernizar esas facilidades y eso nos daría ofrecer servicios logísticos.

¿Qué afectaciones han pasado por el covid-19?
Seguimos teniendo afectaciones en cierres de carreteras, retrasos en la planta de Buenaventura porque hubo cierres en accesos, cosas así. Pero administrativas, sí hay unos retos interesantes. Aún así hemos tenido respuestas rápidas para aliviar las contingencias.

¿Cómo pueden hacer para que no haya afectaciones por temas políticos de Venezuela?
Estamos tratando de aislarnos de coyuntura política en Venezuela, y para eso estamos haciendo muchos acuerdos internacionales, no solo allá, sino en Colombia, para desligar un poco la empresa de esas vicisitudes que puedan ocurrir.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.