Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los problemas sanitarios son una de las barreras que enfrentan a diario en el negocio agrícola en Colombia, por eso todo lo que se haga para evitar la propagación de enfermedades es bienvenido.

En el Eje Cafetero el moko del plátano afectó cerca del 60% de la producción en Quindío el año pasado, es por esto y para evitar una diseminación de la enfermedad, que el Grupo de Investigación en Biodiversidad y Biotecnología de la Universidad Tecnológica de Pereira, promueven la transferencia material de siembra de plátano dominico hartón y banano bajo la tecnología in vitro.

Y es que a pesar de conocer los beneficios, muchos agricultores por el trabajo que representa y por su costo, prefieren seguir trabajando con material de siembra por colino.

Según explicó Ana María López G, ingeniera agrónoma, especialista en Biología Molecular, el sistema tradicional (colino) es un diseminante fitosanitario, el in vitro da la garantía que las plantas van libres de enfermedades (moko y picudo). “Son plantas iguales a las otras, no es que sean resistentes a las enfermedades o plagas, lo que garantizamos es que a la hora de la siembra no tienen problemas sanitarios”.

Transferencia positiva
En la tarea de mostrarle a los productores el beneficio que representa la tecnología in vitro en materia de libertad sanitaria y los ahorros futuros, pues las pérdidas por problemas fitosanitarios son elevadas, el Laboratorio de Biotecnología Vegetal, con recursos del Sistema General de Regalías trabaja en el proyecto “Transferencia Positiva”, en donde en alianza con tres asociaciones de productores de Risaralda: Asociación de Técnicos de Plátano de Belén de Umbría (Tecplabel); la Cooperativa de Productores Agropecuarios de Marsella (Coopramar); y Asociación de Productores de Plátano de Apía (Asoplapía) instalaron parcelas demostrativas en coautoría con tres productores de plátano asociado a café, para que sea los mismos productores los que muestren la experiencia a otros agricultores y se apropien de la tecnología.

“La idea es que se den cuenta y asuman el reto pero que además a futuro obtengan el material de siembra y monten viveros con esta tecnología”, agregó López G. Quien explicó que los productores disponen el área de siembra y los jornales y el laboratorio, las plántulas, insumos y asistencia técnica.

Luego de un año de instalación, el cultivo entró en fase de producción y el número de bellotas de Marsella, por temas climatológicos (mayor nivel de pluviosidad) es la que presenta mayor aparición de bellotas. En Apía y Belén de Umbría donde El Niño ha golpeado con mayor intensidad, es menor.

El proceso de producción del cultivo en la UTP
La estandarización del proceso in vitro es ampliamente conocido a nivel mundial, la UTP desde hace unos 20 años, adoptó los protocolos de países que son grandes productores como Honduras, Ecuador y Costa Rica y desarrolló la transferencia. Hoy el Laboratorio de Biotecnología Vegetal, único en la región dedicado a la producción in vitro de material de siembra, está en capacidad de producir 80.000 plantas al año. Así mismo la UTP cuenta con un vivero, con registro ICA para la propagación de material vegetal, que se comercializa a $1200 plántula a raíz desnuda y $1500 en maceta.

Suministradas UTP/LR
El material in vitro no es inmune requiere el mismo manejo agrológico de un material de siembra tradicional. Sin embargo, van libres de problemas fitosanitarios y con una evaluación sobre virus.

La opinión

Silverio González
Presidente de la Federación de Plataneros

“Es una alternativa de producción, mejor que la tradicional que usa el traslado de semilla de corte (colino) porque viene libre de nemátodos y moko”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.