Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Desde hace varios años, ganaderos, agricultores y -en general- productores del campo han encontrado en la energía solar un aliado importante para el crecimiento de sus fincas. No solo por las alternativas que esta les brinda, gracias a la posibilidad de suministrar con electricidad sus equipos y maquinaria si no tienen acceso a la red principal, sino también por el ahorro que les representa, así como la generación de una menor huella de carbono, siendo así más responsables con el medio ambiente.

Hablando de cuidar el bolsillo, instalar paneles solares en una finca agrícola o de ganadería puede ahorrarle hasta 90% en los gastos de consumo energético, según explicó Camilo Rojas, CEO de Sunny App, proveedora de estos servicios.

“La energía solar puede traer grandes beneficios a los productores, sobre todo ahora que sigue bajando su costo. En general es mucho más económica que la energía tradicional, y puede traerle grandes ahorros entre 80% y 90% del costo total de la energía”.

De acuerdo con Rojas, los paneles solares pueden mejorar la producción de alimentos -tanto vegetales como animales-. Por ejemplo, aseguró que este sistema puede tener grandes utilidades al momento de bombear agua a los cultivos, gracias a la energía sostenible que mueve las motobombas-.

Asimismo, la maquinaria de ordeño o el movimiento acuático necesario en los cultivos piscícolas pueden operar “sin problemas” gracias a estos equipos.
Colombia, debido a su privilegiada ubicación geográfica, recibe hasta 15% más de radiación solar que el promedio mundial, explicó Nicolás de Guernon, CEO para Colombia de Nexans, compañía de electrificación sostenible.

“El potencial solar del país es muy importante, siendo de 4,65kw/h x m2, mientras que en el resto del mundo es de 3,9. Hay el sol, los espacios y la voluntad del Estado de ir hacia la transición eléctrica”, dijo De Guernon.
Además, según indicó el empresario antioqueño David Duque, la energía solar puede ser la única solución si el productor está ubicado fuera de la red principal, lo que representaría hasta 100% de beneficio.

“Cuando el productor está en un área remota, este tipo de soluciones hacen mucho más eficiente la producción bien sea en cultivos o ganadería. Hay que calcular los costos, por ejemplo, de los paneles y de unos inversores para poder cargar las baterías. La inversión inicial ha bajado muchísimo con los años, pues la potencia de los equipos de hoy en día es muy superior a lo que teníamos antes”, explicó Duque.

Cerca de ocho paneles pueden tener un costo de $8 millones, contó el empresario, sumado a los $4 millones aproximadamente del inversor, equipo que toma la energía producida por el panel y la convierte a la tensión similar a la de la red eléctrica. Adicional a estos, Duque advirtió que las baterías requieren una inversión muy alta, pero ofrecen la ventaja de almacenar energía para el consumo nocturno o ante alguna eventualidad.

El proceso de instalación de los paneles, tal cual indican los expertos, puede tardar en promedio seis meses, siendo los principales requisitos que haya buena radiación y que el terreno o el techo sean planos o que tengan una inclinación máxima de 15°.

Es importante recalcar que, si usted no cuenta con baterías, el consumo energético va a depender completamente de la recolección solar del día, siendo las horas pico entre las 11:00 a.m. y las 2:00 p.m.

Diferencias entre paneles fotovoltaicos y térmicos

En las fincas con paneles solares usted se puede encontrar con dos tipos de paneles. El primero, térmico es para la la calefacción del agua, mientras que el fotovoltaico genera energía eléctrica. Como primer paso, la recomendación es a realizar un estudio técnico y económico para evaluar el consumo de energías en los últimos meses y establecer tarifas. Luego, evaluar las cubiertas y áreas disponibles para la instalación de paneles, tanto en techos como en pisos. Algunos productores han diseñado y tenido en cuenta fuentes de financiamiento, ya sea con entidades bancarias o con planes de pago.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.