Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El diario La República, en asocio con su publicación Agronegocios, dio a conocer la lista de 30 personas nominadas a la Distinción a los desarrolladores del agro 2022. Las tres categorías en las que estos candidatos competirán son Sembradores, Agroindustriales y Digiagro, y cada una de sus historias será contada nuevamente para los lectores.

Cabe recordar que, en la categoría Sembradores, el objetivo es reconocer a los emprendedores del agro, a esas ideas que surgen en un rincón apartado del país o desde una parcela de tierra pequeña. En Agroindustriales, la idea es exaltar a las grandes industrias y compañías que trabajan en el sector, generan empleo y dejan en alto el nombre de Colombia. Por último, en la categoría Digiagro, se destacarán las iniciativas de innovación y tecnología por ser disruptivas en los negocios agropecuarios.

Digiagro

El séptimo candidato por la categoría Diagro es Andrés Borda, un desarrollador de negocios en Galápago Agroconsultores (Galapp). Por medio de su empresa, han buscado tecnificar los campos colombianos llevando herramientas como el big data, las cuales permiten optimizar la toma de decisiones en el agro.

La idea detrás de Galapp nace a partir de la identificación de una problemática en la ruralidad colombiana y latinoamericana con respecto a la falta de uso de las tecnologías de la información. Realizan asistencia técnica a diferentes tipos de entidades, como a representantes y técnicos comerciales de casas de agroinsumos. Esto lo hacen por medio de herramientas tecnológicas como el análisis de datos y el big data, las cuales permiten que el productor tome mejores decisiones respecto a sus cultivos.

Galapp comenzó a trabajar enfocándose hacia el pequeño agricultor, específicamente en café. Poco a poco cambiaron ese enfoque hacia la asistencia técnica y actualmente, trabajan con algunos importantes gremios como Fedecacao, por ejemplo.

Según el desarrollador, han ido aumentando sus conexiones y sigue creciendo el número de clientes interesados en adquirir sus servicios. Borda dice que ese interés nace porque "comparten la visión de que en el campo hace falta información y conocimiento sobre". Esto incluye otros aspectos como la asistencia técnica y la venta de insumos.

La tarea que se propone Galapp no es sencilla, aún más si se tiene en cuenta los bajos niveles de conectividad y digitalización que hay en los campos colombianos. "El primer paso es mejorar la conectividad, definitivamente, es una de las principales problemáticas a las que nos enfrentamos. Debemos cambiar esa cultura de la captura de datos en papel, es necesario empezar a digitalizar el campo", dijo. Según Borda, hacia el futuro, las máquinas van a representar un factor importante en el agro y se deben empezar a integrar con los datos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.