Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una de las frutas que se han visto afectadas en la negociación por la crisis del Covid-19 es el durazno, por eso, teniendo en cuenta que empieza una temporada de cosechas el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), generó un protocolo para que los productores apliquen medidas de control para la plaga "moscas de la fruta", siendo Ceratitis capitata W. conocida como la Mosca del Mediterráneo, una de las más dañinas.

Como estrategia principal de control de la plaga se encuentra la recolección y disposición adecuada de la fruta no comercializada, para evitar así afectaciones severas por el ataque de esta plaga en un futuro inmediato.

"De no aplicar estas medidas de manera urgente y periódica sobre el durazno excedente, el futuro de su producción estará en riesgo, pues esto ocasionará un aumento de las poblaciones de la plaga moscas de la fruta, llegando en casos extremos a la pérdida total de la cosecha. Bajo esta situación, se generaría un costo mayor a los establecidos por el control de la mosca, es decir, una grave afectación a la economía de los productores de durazno", señala el informe.

Por lo anterior, el Instituto entrega las siguientes recomendaciones para minimizar la dispersión y afectación de esta plaga, la cual se ha convertido en el mayor enemigo de la producción de frutas en nuestro país.

Realizar la recolección permanente del durazno maduro, sobremaduro y afectado por moscas de la fruta de los árboles y del suelo dentro, alrededor y en las vías cercanas a los cultivos, junto a una adecuada disposición final de la fruta recolectada, por cualquiera de las siguientes opciones:

Primera opción 
Introducir la fruta recolectada afectada en bolsas negras calibre No. 4 sin perforaciones, cerrar las bolsas y dejarlas expuestas al sol durante 20 días o más, dependiendo de las condiciones climáticas de la zona donde se encuentre establecido su cultivo. Con esta solarización, o  exposición al sol, se eliminan larvas y pupas. Es muy importante ubicar las bolsas fuera del alcance de animales domésticos.

Segunda opción 
Depositar en una fosa los frutos recolectados, posteriormente, aplicar una capa de cal y una de tierra. Para evitar que los adultos de las moscas de la fruta pasen de la fosa al cultivo, la última capa de fruta, cal y suelo en la fosa, debe estar mínimo a 30 cm. de la superficie.

Tercera opción
Depositar en una fosa los frutos recolectados, cubrirla completamente con una malla fina (40 mesh) que permita la salida de insectos benéficos, tales como parasitoides, e impida a su vez, el escape de adultos de mosca de la fruta.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.