Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La siembra de la cosecha de soja 2022/2023 de Brasil alcanzó 91% del área estimada, por debajo del nivel del año pasado, que fue de 94%, según mostraron el lunes los datos de la consultora agroindustrial AgRural.

En el centro oeste, las lluvias irregulares y las altas temperaturas preocupan a los agricultores, especialmente a los que sembraron la cosecha antes. Las lluvias de diciembre son clave para determinar los rendimientos, según AgRural.

El clima seco y caluroso también preocupa a los productores de soja en el sur de Brasil, el mayor proveedor mundial de la oleaginosa, especialmente en el estado de Rio Grande do Sul, donde la falta de lluvia retrasó las labores de siembra.

En Matopiba, una nueva frontera agrícola en el noreste de Brasil, está ocurriendo lo contrario, ya que las abundantes lluvias están dificultando la siembra en algunas zonas. Por ahora, sin embargo, no hay quejas de pérdidas causadas por las precipitaciones en esta región, señaló AgRural.

Los pronósticos privados y del gobierno siguen previendo una cosecha de soja récord, por encima de los 153 millones de toneladas en esta temporada.

Mientras tanto, el clima cálido y seco también está empezando a pesar sobre el maíz de primera de Brasil en el centro sur, mostraron los datos de AgRural.

La siembra de maíz de primera cosecha alcanzó 93% de la superficie estimada, algo por debajo del año pasado, cuando ya se había plantado 94% en estas fechas.

La falta de lluvias regulares es un problema en algunas zonas, con énfasis en Rio Grande do Sul, donde una sequía el año pasado echó a perder cerca de un tercio de la producción de maíz de primera cosecha. Este tipo de maíz representa alrededor del 25% de la producción de un año determinado en Brasil.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.