Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Gracias al desarrollo de variedades resistentes a enfermedades como la roya del cafeto, por parte del Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé), los caficultores colombianos se ahorran al año más de US$200 millones, con lo que pueden impulsar su rentabilidad de manera sostenible.

Así lo informó la Federación Nacional de Cafeteros, ya que actualmente hay 698.000 hectáreas de café (77% del área total), sembradas en variedades resistentes a la roya, y que también han mostrado resistencia a la enfermedad de la cereza del café.

El ahorro que obtienen los productores se refleja en la disminución del uso de productos para el control sanitario, menos jornales para aplicarlos y el no uso de equipos de aspersión, entre otros, lo que contribuye a mejorar sus perspectivas de rentabilidad, informó la Federación.

“Si uno piensa en lo que se ahorran los caficultores colombianos con las ventajas de las variedades resistentes, estamos hablando de más de US$200 millones al año”, dijo Hernando Duque, gerente técnico de la FNC.

“Es importante resaltar que las variedades de café susceptibles a esta enfermedad, como caturra, típica y también los llamados catimores, así realicen un buen control, entrañan el riesgo de pérdidas, ya que Colombia, por su clima y ubicación geográfica, presenta condiciones muy favorables para el desarrollo de epidemias de roya”, añadió Duque.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.