Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Pacífico Snacks vende alrededor de US$40.000 mensuales principalmente en tiendas que en Holanda se llaman tokos y también en supermercados independientes.

“La meta es vender en las grandes cadenas que lentamente se interesan en nuestros productos”, indicó Botero.

Para lograr la calidad que requiere un producto de exportación para Europa, se necesita una línea de fritura profesional que cuesta aproximadamente US$300.000 y cumplir con la reglamentación del Invima.

Botero está trabajando en ampliar su línea de productos, por eso se encuentra elaborando tostadas de plátano que más adelante piensa también exportar.

La tostada de plátano consiste en el patacón pisado, ya listo para consumir, como una galleta perfectamente redondeada. La empresaria explicó que “es un mercado que aunque ahora es muy pequeño, existe una gran posibilidad de crecer. Para Holanda el plátano no hace parte de su canasta básica de consumo, pero en la medida en que se populariza, se va a incrementar”.

En la planta de Pacífico Snacks trabajan 15 personas y se encuentra ubicada en Calarcá, Quindío.

Para adquirir conocimientos sobre mercados potenciales de exportación, se deben dirigir a Proexport, ellos ofrecen seminarios y charlas con expertos que le ayudarán para que tengan un negocio exitoso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.