Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colombia es uno de los países con mayor potencial de expansión de tierras para uso agrícola del mundo, dado que de 14 millones de hectáreas cultivables, actualmente solo se usan alrededor de cinco millones.

De hecho, según la FAO, esto ubica a Colombia en el puesto 22 entre 223 países en donde se evalúa dicho potencial, sin afectar el área de bosque natural del territorio, ranking que es encabezado por China, Australia y Estados Unidos.

No obstante, una de las ventajas más destacables del país es que dado la variedad del clima, de pisos térmicos y de tierras ricas en nutrientes,
se pueden cosechar frutas frescas en épocas en los que otra naciones no tienen producción.

Así mismo, el país tiene una oferta de frutas exóticas, que incluye granadilla, guanábana, gulupa, maracuyá, pitahaya, tomate de árbol y uchuva, las cuales se están exportando a 18 países del mundo y, en la mayoría de los casos, durante 2019 aumentaron sus ventas a esos destinos.

En concreto, el crecimiento de las exportaciones del grupo de frutas exóticas, que lo componen una docena de variedades, aumentó 6% entre enero y noviembre de 2019, en comparación con el mismo periodo de 2018. Alcanzando una cifra de US$74,3 millones.

La protagonista en esas transacciones fue la uchuva, con ventas externas de US$32,8 millones durante los 11 primeros meses de 2019, lo que representó un crecimiento en las ventas de 8% en comparación con el mismo lapso de 2018.

En segundo lugar, con un comportamiento estable de un periodo frente a otro, se posicionó la gulupa, que registró ventas por US$30,8 millones.

LOS CONTRASTES

  • Flavia SantoroPresidenta de Procolombia

    "Para 2020 queremos seguir posicionando las frutas exóticas en esos mercados clave y concretar las oportunidades en otros en crecimiento como es el caso de Latinoamérica y Asia".

No obstante, la curuba, pese a estar en el puesto número 12, fue la que más creció en exportaciones entre 2018 y 2019, con una variación de 31%, cuyas ventas representaron US$38.785.

Un caso similar fue el de la granadilla, que ocupa el tercer lugar en las ventas externas de este mercado y registró un crecimiento de 22%, con un total de US$4,6 millones facturados.

En cuanto a los mercados a los que llegan estos productos, según los registros de Procolombia, el principal es Países Bajos, con compras por US$49,7 millones entre enero y noviembre de 2019 y un incremento de 14%; seguido por Reino Unido, con US$4,2 millones, y un alza de 33%.

"Para 2020 queremos seguir posicionando las frutas exóticas en esos mercados clave y concretar las oportunidades en otros en crecimiento como es el caso de Latinoamérica y Asia", señaló Flavia Santoro, presidenta de Procolombia.

Bélgica, Canadá, Francia, Estados Unidos, España, Alemania, Brasil, Italia, Hong Kong, Emiratos Árabes, Rusia, Suiza, Singapur, Portugal, Aruba y Curazao, son los demás países que comprar frutas exóticas a Colombia el año pasado.

"Además del aguacate hass, que creemos que vamos a cerrar 2019 con un crecimiento en volumen de exportaciones cercano a 50%, lo que significa más de US$80 millones; también ha venido creciendo la exportación de cítricos, de frutas como el maracuyá y el mango, por lo que seguramente cerraremos 2020 con unas exportaciones agropecuarias en valor de unos US$7.300 millones", señaló el ministro de Agricultura, Andrés Valencia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.