Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En ese escenario, Colombia, un país con un Producto Interno Bruto en crecimiento, y con políticas cada vez más claras para los empresarios, se torna en una plataforma atractiva y fresca para el desarrollo del comercio mundial.

Y es que pese a los años grises de la violencia que empañaron los atractivos del país, el país ha logrado salir de las sombras y mostrar al mundo que gracias a su posición geográfica privilegiada, la variedad de sus climas y productos, así como el desarrollo de una política jurídica, estable y flexible, las inversiones en el agro han aumentado considerablemente en los últimos años.

Es así que, de US$67 millones que la Nación recibió en Inversión Extranjera Directa (IED) en temas de agricultura, caza, silvicultura y pesca, en 2010, al cierre de 2012, el país obtuvo una importante alza al llegar a los US$108 millones. Frente a este escenario, tanto empresarios como el Gobierno, han señalado las bondades del país e identificado cuáles son los factores que más benefician al sector.

“Nuestro interés en el país es muy grande y tenemos la esperanza de ver crecer nuestro negocio aquí, porque Colombia tiene un potencial muy grande en productos de la agricultura, que actualmente son una gran demanda desde el continente europeo”, señaló Arno Liebmann, gerente de Recursos Internacionales, una multinacional en el país.

Es así que, como señala el ejecutivo, el potencial del agro del país se hace evidente no solo a través de los productos, que en materia alimenticia cumple con una variedad en frutas y hortalizas. También, el país ve crecer una buena dinámica en la agroindustria.

“El atraso frente a otros países es claro en la parte técnica y de aprovechamiento. Pero esa es una oportunidad para crear nuevos negocios”, aseguró Sergio Torres, cofundador de Olmué Colombia.

Finalmente, con ello, y con la entrada en vigencia de los diferentes TLC, el país también tiene la oportunidad de avanzar frente a este atraso y colocarse a la vanguardia de tecnología mundial.

1 Ubicación geográfica estratégica
Gracias a su ubicación geográfica privilegiada, Colombia es un país con beneficios para el desarrollo comercial. Por un lado, el país posee una amplia zona costera, sobre los océanos Atlántico y Pacífico, que facilitan la salida del comercio a través del mar, así como el desarrollo de diferentes zonas portuarias. Adicional a esto, tiene la ventaja de estar conectada directamente con cinco países de la región, a través de sus fronteras: por el oriente, con Venezuela y Brasil; por el sur, con Ecuador y Perú, y por el noreste; con Panamá. No en vano, es por ello que las naciones de la región ven a Colombia como un territorio con amplias posibilidades para el desarrollo bilateral del comercio.

2 Condiciones climáticas adecuadas
A diferencia de otros países, Colombia cuenta con una posición geográfica que le permite contar con climas cálidos y tropicales, hasta nevadas. Gracias ello, es amplia la gama de productos que se producen en el campo. Por ejemplo, al nivel del mar, se cultivan el banano, algodón, ajonjolí, soya, arroz, yuca, cacao, tabaco, entre muchos otros.

A su vez, entre los 1.000 y 2.000 metros de altura, se consiguen el café, plátano, caña de azúcar, fríjol, algodón, naranja, papaya, flores y pastos, mientras que los cultivos de trigo, cebada, centeno, avena, entre otros, se dan en alturas entre los 2.000 y 3.000 metros. Sumado a ello, el país también puede desarrollar la agricultura en los páramos, localizados entre los 3.000 y 4.500 metros de altura.

3 Diversidad y potencial agrícola
Muchos países de la región, como Chile o Panamá, han enfocado sus exportaciones en sectores o algunos productos específicos del agro. Y pese a que Colombia también tiene una mayor dinámica en algunos sectores de esta cartera, en productos como el café, plátano, banano, algodón, tabaco, maíz, arroz y la caña de azúcar, es aún mucho más amplio el portafolio que el país ofrece a los inversionistas (Recuadro 2). A esto se suma que, en la actualidad, el territorio nacional cuenta con una disponibilidad de 21 millones de hectáreas aptas para el cultivo, de las cuales solo se usan unas 4,9 millones. Estas cifras hablan del potencial de Colombia, pues aún hay mucho escenario para la inversión y el desarrollo del agro.

4 Flexibilidad y estabilidad jurídica
Es claro que para que se mantenga la confianza y el interés de las empresas para invertir en el país, los Gobiernos deben mantener una estabilidad jurídica. Colombia no ha sido la excepción. Y como muestra de ello, el ejecutivo ha venido avanzando en medidas que regulen este escenario y en 2005 se publicó la Ley 963 por la cual se instauró una ley de estabilidad jurídica para los inversionistas en Colombia, la cual le permite al Gobierno a pactar con los empresarios para que se les sigan aplicando las disposiciones legales y reglamentarias que existían al momento de realizarse las inversiones. Con ello, las empresas saben de antemano que sus recursos no estarán en riesgo frente a futuras regulaciones.

5 Inversiones en infraestructura
De acuerdo con las cifras de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, se estima que el país va a destinar unos $9 billones para optimizar los temas referentes a esta área, hasta el cierre de 2013. Así mismo, se proyecta que entre 2014 y 2016, el Gobierno destine unos $14 billones en la misma línea. Con estos planes en mano, Colombia busca optimizar sus vías, crear nuevas rutas de transporte y mejorar las condiciones de las zonas portuarias para que las empresas, de todos los sectores económicos, tengan mayor facilidad para el ingreso y salida de productos. Gracias a ello, no solo van a aumentar los niveles de producción y exportación, sino que más organizaciones observarán un escenario óptimo para destinar inversiones.

6 Potencial para la agroindustria
Pese a que algunos expertos señalan que Colombia tiene unos 20 años de retraso frente a otros países de la región, este escenario también se torna en una oportunidad para que las empresas comiencen a llevar los productos tradicionales del agro, al desarrollo de procesos y beneficios más avanzados. Dentro de ese escenario, se han generado nuevas oportunidades para la creación de empaquetados, enlatados, procesamientos de alimentos y la transformación de los residuos agroindustriales. De hecho, en esta última línea se crea una nueva oportunidad de negocio a través del aprovechamiento de restos para productos ecológicos, que se utilizan con un beneficio para el mismo campo.

7 Oportunidad para la tecnología
Dentro de los nuevos escenarios de inversión y desarrollo que ha permitido la agroindustria se encuentra la oportunidad de avanzar en tecnología. En ese sentido, las empresas están optimizando sus procesos al interior de las granjas, por ejemplo, a través de sistemas de riego, instalaciones de avanzada para la cría de los animales, así como métodos de inseminación para la reproducción; el uso de estimulantes para los cultivos o maquinaria preparada para la siembra. En general, estos temas permiten que más empresas se especialicen en estos escenarios o importen al país tecnología que ya ha sido probada en la región y que las compañías nacionales están interesadas en obtener.

8 Dinámica activa para Tratados comerciales
Durante los últimos años, Colombia ha avanzado en acuerdos comerciales que hablan bien de su atractivo para otros países. Es así que, sumado al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que este 15 de mayo cumple un año de haber entrado en vigencia, el país también sostiene otros convenios con naciones como Corea, México, El Salvador, Guatemala y Honduras, Chile, Cuba, Venezuela y Canadá. A su vez, hace parte de los acuerdos del CAN, Mercosur, Caricom, y Efta (Asociación Europea de Libre Comercio, por sus siglas en español). Gracias a ello, las empresas, tanto de Colombia como de los países implicados, pueden importar y exportar sus productos con diferentes beneficios arancelarios.

9 Apoyo del gobierno para los empresarios
Temas como la Ley de Estabilidad jurídica, la disponibilidad del Gobierno para reunirse con los diferentes sectores que han entrado en paro, así como la restitución de tierras, son muestra del respaldo que el Gobierno brinda a los empresarios para que puedan participar del agro.

De hecho, pese a que algunos nacionales han manifestado su temor frente a las inversiones extranjeras, el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, manifestó su apoyo a las compañías internacionales y señaló que no van a haber limitaciones a las inversiones extranjeras. Es así que, por el contrario, el país avanza en fortalecer medidas que permitan que las empresas del país no pierdan competitividad en este escenario.

10 Seguridad para los agricultores
Pese a que la historia de Colombia ha visto un escenario oscuro para la seguridad de los agricultores en el campo, lo que durante muchos años alejó las inversiones, el escenario es diferentes en la actualidad.

De hecho, bien es dicho por los empresarios internacionales que durante los últimos años el país ha aumentado sus esfuerzos no solo por desterrar el conflicto al interior del campo, sino para reparar a las víctimas y devolver las tierras que les fueron arrebatadas. Unos de los ejemplos más claros de esto es la Ley de Restitución que, a la fecha, ha beneficiado a unas 170.000 víctimas, y los esfuerzos del Gobierno a través de los diálogos de paz que avanzan en La Habana, Cuba, para acabar con el conflicto.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.