Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El banano sigue siendo el tercer producto de exportación agrícola más importante, después del café y las flores. De acuerdo con cifras del gremio Augura, el año pasado se exportaron más de 100 millones de cajas, que equivalen a más de US$ 859 millones, lo que significó un crecimiento interanual de 3%.

Por ello, debido a la importancia que tiene este negocio, Corteva Agriscience eligió a Colombia como el primer país en el mundo en conocer las ventajas de Kyventiq, una innovadora herramienta desarrollada por la compañía que controla de manera eficaz la Sigatoka Negra, una de las principales enfermedades que ataca a cultivos de este tipo y que genera pérdidas de hasta 50% en la producción.

Kyventiq fue desarrollado a partir de la nueva molécula Inatreq Active, la cual actúa de forma diferente a los actuales fungicidas del mercado y es una excelente alternativa de rotación para el manejo de la enfermedad.

“Esta nueva herramienta protege la salud del cultivo de banano y contribuye al sostenimiento del negocio en el largo plazo. Además, forma parte de la nueva familia de tecnologías verdes de la compañía, ya que posee una serie de características ambientales y toxicológicas muy favorables”, explicó Roberto Campos, desarrollador de mercados de Corteva Agriscience para la región MesoAndina.

Precisamente, una de las ventajas de Kyventiq es la baja carga química por hectárea que necesita para ser efectivo, un atributo que responde a las exigencias del consumidor y a las tendencias de los mercados internacionales. “Nuestro producto, frente al segmento de competidores, se ubica en un rango entre 80% y 95% de reducción de carga química por hectárea”, agregó Campos.

El directivo indicó que el nuevo desarrollo se convierte en una excelente alternativa de rotación de mecanismos de acción para el cultivo de banano; sin embargo, advirtió que, como cualquier producto, es necesario seguir las recomendaciones de uso para asegurar su eficacia en el tiempo.

Carlos Rebolledo, director comercial para Centroamérica, Colombia y Países Andinos en Corteva Agriscience, señaló que la compañía reconoce al bananero como “un agricultor muy tecnificado y responsable, que lleva en sus fincas procesos exhaustivos y buenas prácticas ambientales, de seguridad y sanidad para evitar contaminación en sus cultivos. Cada vez, son más conscientes en sus aplicaciones y tratan de armar paquetes de manejo que incluyan lineamientos ambientales internacionales, evitando poner en riesgo su negocio”.

Para su uso solo será necesario tener en cuenta las recomendaciones de la etiqueta.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.