Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

A partir de la diversidad en los cultivos de flores que tiene Colombia, la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores) espera consolidar su presencia internacional y diversificar los cultivos de las regiones. Augusto Solano, presidente de la Asociación le explicó a LR los principales desafíos que prevé en 2020 y las metas que esperan cumplir este año.

Colombia domina 80% del mercado en Estados Unidos, el país con la mayor tasa de importación de flores en el mundo. Por eso, en este año las empresas nacionales no esperan llegar a más países, pues en el momento abarcan 100 naciones. El propósito de la agremiación es consolidar su presencia en mercados como los de Alemania y China,  los cuales requieren más tiempo.

Aunque Solano reconoce que este año no va a ser fácil la venta de flores en el exterior, Asocolflores aspira cerrar 2020 con cerca de US$1.500 millones en ventas. Esta industria depende del estado de la economía mundial y se prevé una disminución en el dinamismo y crecimiento necesario, incluso Estados Unidos que se conoce como la economía más fuerte, está mostrando debilidades.

Al mismo tiempo, la Asociación aspira a transformar las dinámicas de los consumidores. Teniendo en cuenta que la población joven no es la más activa en el mercado las empresas del sector buscarán incrementar las ventas de manera que el público considere las flores como un elemento personal, más allá de la idea tradicional de los regalos o detalles y lograr de esta manera compras de más de una vez al año.

LOS CONTRASTES

  • Augusto SolanoPresidente de Asocolflores

    "Generar nuevas variedades para que las empresas se establezcan acá y Colombia le venda a otros países es otra rama de producción que se está desarrollando bastante".

Aún así, los arreglos florales o bouquets representan una ganancia significativa para los agricultores en el país. Los supermercados estadounidenses dependen de la producción y variedad que se genera en Colombia para ofrecer ramos listos a sus consumidores.

En un país en el que 80% de los trabajadores son informales, Solano afirma que la floricultura genera 14 empleos formales por hectárea, siendo el mayor generador de este aspecto social en el agro. También aseguró el Presidente de la Asociación que de no ser así ciudades como Medellín y Bogotá tendrían un mayor índice de inseguridad, si no se generaran oportunidades a partir de la venta de flores.

El Clavel, el Crisantemo y la Rosa de Colombia son tres especies protegidas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) con el sello de denominaciones de origen. Asocolflores es la segunda entidad, luego de Fedecafé, con el mayor número de marcas con denominación, es decir, estos tres géneros cuentan con un reconocimiento para las regiones que las producen y para la venta en el exterior que permite identificar a Colombia como un productor único y diferente en estas especies.

Las rosas, claveles y crisantemos han permitido que Colombia sea muy fuerte en el mundo en esas tres especies. La diversidad, proporcionaría este año un crecimiento en ventas. Asocolflores está trabajando con el Gobierno Nacional para que se generen nuevas variedades y el país ofrezca nuevas opciones, incluso, a otros competidores.

Finalmente, las empresas que pertenecen a este gremio han logrado una participación importante en China que suele ser un mercado difícil y en Alemania, aunque los principales compradores europeos están coptados por exportadores holandeses que llevan más de 100 años en la producción y venta de flores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.