Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

"La Manigua, Chocolate de Mesa" es un emprendimiento que nació aproximadamente hace 4 años en el departamento del Chocó. Quisieron rescatar la preparación de chocolate que hacían en su familia, y empezar a distribuirla. Manejan dos sabores, uno de clavos y canela y el otro de limoncillo. El valor agregado de esta idea negocio es que utilizan cacao nativo proveniente de la selva profunda del pacífico.

"El emprendimiento inició aproximadamente hace 4 años. La receta que manejamos es de mi abuela. Empezamos a hacer el chocolate que ella hacía y poco a poco lo empezamos a compartir con nuestros vecinos. Así decidímos comercializarlo", comentó Etty Cecilia Parra, líder del equipo de producción de La Manigua, Chocolate de Mesa.

Por medio de su marca quieren reflejar los sabores y la biodiversidad de la selva del pacífico colombiano. "La explicación del nombre es que "manigua" significa selva profunda, y en esta encontramos una gran biodiversidad de sabores. Trabajamos con cacao nativo, en ocasiones con cacao silvestre. Entonces, trabajamos con un producto que viene desde lo profundo de la selva y nosotros se lo llevamos al corazón de cada hogar", dijo.

El cacao que utiliza el emprendimiento para sus preparaciones proviene específicamente de la orilla del rió San Juan y Atrato. "Nosotros le compramos el cacao a los campesinos de la zona, con este generamos alrededor de 5 empleos", dijo. Pese a que en el momento su modelo de negocio aún se maneja como una estructura familiar, cuentan con una planta artesanal en la que logran producir una tonelada de chocolate al mes.

Para generar un valor agregado en el cacao, realizan un proceso de cocción y molienda para refinarlo. Tienen dos sabores en sus preparaciones, clavos y canela y limoncillo. El costo del kilo de cacao en la región es de $7.000, razón por la que la emprendedora asegura que una de las ventajas del cacao es poder obtener rentabilidad. "La rentabilidad del cacao es buena, otro aspecto a tener en cuenta es el mercado al que se está apuntando para que con este se pueda establecer un buen negocio", dijo.

Por esto último es que, respecto a las dificultades de haber emprendido en este sector, la mujer emprendedora comentó que deben lidiar con retos como lo es el manejo de la poscosecha. Otro aspecto es el alcance de venta que tienen en su región, para esto quieren aumentar su segmento de mercado y llegar a otras ciudades. Por esta razón, es que ya cuentan con la capacidad de hacer envíos a diferentes ciudades del país, así buscan incrementar el alcance de su marca.

Cabe resaltar que desde algunas entidades departamentales han recibido apoyo para fomentar su negocio. "Hacemos parte de la ventanilla de negocios verdes del Chocó. También nos ha apoyado el Sena", comentó. La emprendedora aseguró que parte de los objetivos del negocio en un corto y mediano plazo es poder implementar una línea de chocolatería dulce, para cual están buscando apoyo en financiamiento.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.