Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En julio de este año la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) formuló pliego de cargos a algunas empresas de la industria láctea por presuntamente adicionar lactosueros a la leche entera higienizada UAT. Después de esto, y de que algunas empresas como Lactalis Colombia, que produce Parmalat, salieran a desmentir el uso de estos productos en sus marcas, quedaron varias incógnitas respecto a este producto, su origen y los diferentes usos que tiene.

El lactosuero es un subproducto de la quesería que, como materia prima, y gracias a la industrialización, es la base de productos como emulsionantes, algunos aditivos, estabilizantes e incluso proteína de suero, gracias a sus nutrientes.

“El lactosuero se trae efectivamente para procesos industriales completamente necesarios y lícitos (...) eso tiene que ser claro, ya que esta materia prima no es ni veneno ni nada parecido. Lo que está mal es el engaño al consumidor cuando mezclo leche con lactosueros, lo que no se puede hacer”, explicó Roberto Ramírez, presidente de Demogan.

Ramírez agregó que toda la adición de lactosueros que se hace a la leche viene de la sinéresis de los quesos blandos, ósea el llorado que tiene ese lácteo. “Cuando usted hace queso y ve que queda un líquido blancuzco, ese es el lactosuero, que desde luego le ha quitado un montón de proteínas a la leche”.

Otros usos industriales son el que le dan algunas marraneras para alimentar a los cerdos, ya que, según Ramírez, mejora el sabor del animal al consumir este derivado lácteo.

Según cifras de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegan), con corte a mayo de 2022, se han importado 4.573 toneladas de lactosueros, por un valor equivalente a US$6,2 millones. Eso es una cifra cercana a 4% del total de los productos lácteos importados.

Si comparamos esas cifras con lo registrado por el gremio ganadero durante 2021, se acercan a la importaciones totales del año, que fueron de 8.812 toneladas netas, con un costo de US$10,6 millones. Es decir que, en los primeros cinco meses del año, se trajo un poco más de la mitad que la anualidad inmediatamente anterior.

El dirigente de Demogan advirtió también que las partidas arancelarias no están perfectamente definidas. Cuando en Agronegocios buscamos las cifras de importaciones en el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), no estaba especificado este subproducto lácteo.

Según cifras del Dane, en mayo de 2021 se habían importado 28.557 toneladas métricas de leche y productos lácteos, huevos y miel; mientras que, para el mismo mes de 2022, el total ascendió a 39.053 toneladas métricas, con una variación de 36,7%. Eso equivalió a un total de US$10,8 millones en mayo de 2021 y US$31,6 millones en el mismo mes de este año, con un incremento de 190,8%.

“Ese es un tema que a mí me preocupa, porque resulta que mientras que la leche en polvo está completamente diferenciada, de cuántas toneladas se importan en Colombia, no sucede así con el lactosuero”, explicó Ramírez.

¿De dónde importamos lactosuero?

Los registros de Fedegan indican que en los primeros cinco meses del año del país de donde más se importaron lactosueros fue Estados Unidos, con 2.243 toneladas por un valor de US$2,4 millones. Seguido está Argentina, con 1.022 toneladas, por una cuantía de US$1,5 millones, y Chile, con 198 toneladas, equivalentes a US$291.000.

Este es un comportamiento similar a la data obtenida durante todo 2021, los mismos países lideraron las importaciones de lactosueros en Colombia exceptuando Chile. Estados Unidos llegó, en total, a 3.636 toneladas; Argentina a 1.512 y Uruguay 448 toneladas.

Si analizamos esas cifras, en los primeros cinco meses del año casi se supera el total de toneladas importadas de Estados Unidos durante todo 2021.

“El lactosuero también se puede usar para medicamentos, no se puede dejar de importar, lo que yo creo es que nosotros debemos pulverizar el lactosuero acá. El problema es una total desindustrialización de lo que vamos sufriendo por cuenta de una mala interpretación de nuestra competitividad”, concluyó Ramírez.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.