Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cuando nuestras decisiones están basadas en datos y hechos tienen una muy alta probabilidad de ser exitosas, por esta razón debemos contar con información y utilizarla para tomar las decisiones más acertadas. Hemos escuchado que es posible que a finales de este año y a comienzos del próximo se presente el evento climático conocido como el fenómeno de El Niño, el cual para unas regiones cafeteras de Colombia puede presentar algún tipo de riesgo y para otras benéficos, razón por la cual debemos conocer el pronóstico del clima y tomar las decisiones correctas y a tiempo.

Las familias caficultoras colombianas contamos con la información que nos brinda Cenicafé a través de su Boletín Agrometeorológico Cafetero, el cual es una publicación mensual donde usted podrá encontrar la información climática para la región cafetera de Colombia para cada uno de los meses del año, y su relación con las prácticas agronómicas para el cultivo del café, dependiendo de la región cafetera y el estado de crecimiento del cultivo.

El Boletín Agrometeorológico Cafetero número 38 correspondiente a octubre de 2018, nos dice que pese a que se está presentando un ligero calentamiento en el océano Pacífico tropical, esta condición no ha generado una reacción en la atmósfera, por lo que continúa una condición Enosneutral. En la atmósfera prevalece el flujo de vientos del Este en niveles bajos y de los vientos del Oeste en altura, con intensidades cercanas a los valores típicos de la época. La predicción oficial muestra una probabilidad entre 50%-55% de que El Niño se desarrolle durante el trimestre octubre – noviembre – diciembre de 2018, llegando a 65%-70% para los meses de enero – febrero – marzo de 2019.Se espera que el clima del país esté más influenciado por fenómenos de menor escala como la migración de la Zona de Convergencia Intertropical del Norte al Centro del país, el tránsito de las Ondas Tropicales del Este, la actividad ciclónica y la influencia indirecta de frentes fríos del hemisferio Norte. Octubre hace parte de la segunda temporada de precipitaciones en la mayor parte del país. Se prevén volúmenes de precipitación por debajo de lo normal en el Centro y Sur de la región Pacífica, Norte de Santander, Oriente de los departamentos de Boyacá y Santander, Centro de Antioquia, amplios sectores del Valle, Tolima, Huila y Macizo Colombiano, Piedemonte Llanero y gran parte de los Llanos Orientales; por el contrario, se esperan precipitaciones por encima de lo normal en el Norte de la región Pacífica y Centro de la Orinoquia.

Ya conociendo este pronóstico, debemos prepararnos y hacer las labores en el cultivo de manera oportuna, sobre todo en las siguientes actividades.

Registro de las floraciones

Se debe continuar con el registro de las floraciones usando el calendario de floración para 2018. Es importante identificar las floraciones principales en cada región, en especial las zonas de cosecha principal del primer semestre de 2019, como herramienta de apoyo para la planificación de labores y manejo de plagas y enfermedades.

Renovación de cafetales

Con la llegada de las lluvias deben iniciar las siembras y el establecimiento de sombrío transitorio como tefrosia, crotalaria o guandul, para aquellas regiones con suelos con baja retención de humedad, donde adicionalmente existan períodos secos prolongados. Se recomienda el establecimiento de sombrío permanente, y de ser posible, adicionar materia orgánica al momento de la siembra. En los lotes que fueron renovados por zoca entre julio y agosto, en las zonas Centro Sur y Sur del país, debe iniciarse la selección definitiva de chupones y utilizar fungicida o cicatrizante en las heridas para evitar la incidencia de llaga macana.

Fertilización, manejo de arvenses y otras prácticas culturales

Se recomienda que al inicio de las lluvias se realice la fertilización para la caficultura de todo el país. En los departamentos del Sur y del Oriente es necesario verificar que el suelo esté húmedo antes de realizar la aplicación. En el caso que el pH del suelo sea inferior a 5,0 debe realizarse la incorporación de la cal en las siembras nuevas, y para los lotes ya establecidos la aplicación debe hacerse dos meses después de la fertilización. La fertilización debe realizarse después de haber seleccionado los chupones, con el fin de que la planta utilice de la manera más eficiente los nutrientes.

Broca

Evitar la dispersión de la broca durante la recolección y el beneficio, usando costales de fibra, manteniéndolos cerrados mientras permanezcan en el cafetal, pesar el café dos veces al día, depositarlo en la tolva con tapa impregnada con pegante y solarizar los flotes y pasillas antes de secarlas al sol. Recuerde que, por ningún motivo deben asperjarse insecticidas químicos durante la cosecha principal, para no comprometer la calidad de la taza y afectar su comercialización.

Cochinillas de las raíces

En aquellos lotes establecidos, especialmente en las zonas Centro Norte y Norte del país deben evaluarse las plantas indicadoras de café para determinar la presencia de cochinillas de las raíces y realizar su control.

Arañita roja

Estar atentos a la presencia de focos de arañita roja y seguir las recomendaciones de Cenicafé. Utilice los productos recomendados para el control de ácaros. Aquellas zonas con influencia del Nevado volcán del Ruiz pueden presentar incrementos en la presencia de este artrópodo por acción de las cenizas volcánicas.

Tenemos acceso a la información y a las recomendaciones que nos brinda Cenicafé para prevenir y hacer las labores de manera eficiente en el cultivo del café, esto es “más agronomía, más productividad”. Puede consultar a su extensionista en su Comité de Cafeteros para más información.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.