Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En los sistemas agrícolas se han comprobado incrementos en la incidencia de plagas que se asocian a eventos extremos de cambios en el clima, como sequías prolongadas, lluvias fuertes fuera de época, entre otros. Estas plagas contribuyen a aumentar las pérdidas de producción, lo que obliga a los agricultores a realizar gastos excesivos en plaguicidas que no logran resolver el problema.

De acuerdo con los expertos, la razón para que con el cambio climático favorezca el desarrollo de algunas enfermedades o plagas está relacionado con el efecto que tengan los cambios en temperatura o régimen de lluvias sobre estas o sobre sus enemigos naturales.

Según Gerardo Martínez, investigador de Cenired, “al presentarse estos cambios, se facilita el desarrollo de epidemias. Los problemas siempre comienzan en forma de focos que si se atienden oportunamente en una forma correcta, se pueden manejar y controlar.

El problema ocurre cuando no se cuenta con programas de monitoreo de plagas y enfermedades en una forma permanente. En el caso de lluvias se deben de establecer sistemas adecuados de drenaje que permitan la evacuación rápida del agua.

Afectación en la producción
En la actualidad, se calcula que entre 10% y 16% del total de cultivos a nivel mundial se pierde por brotes de enfermedades relacionadas con las plagas. El comercio mundial de cultivos también incide en el traslado de estos agentes patógenos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.