Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El alcalde del municipio de Codazzi, César, Luis Peñaloza, tuvo la iniciativa de reunir a sus iguales de Bosconia, Aguachica, Becerril y San Diego, además del gobernador del departamento, Francisco Ovalle, para la creación de un comité pro reactivación del cultivo de algodón en la región.

Esta iniciativa nace porque en la década de los setenta Codazzi vivió la época dorada del algodón. Para ese entonces tuvieron 50.000 hectáreas del cultivo. Casi 40 años después, en el territorio solo hay sembradas 10 hectáreas. La meta de los mandatarios, ingenieros agrónomos y productores es recuperar lo que alguna vez fue la principal actividad económica de la región.

Para el ingeniero agrónomo, Luis Armando Castro, la falta de empleo, la pérdida de productividad y el olvido en que está el sector por parte del Gobierno Nacional en el departamento, son razones suficientes para “dar la pelea por el cultivo”.

Según el experto, César tiene las condiciones climáticas, el suelo, la vocación agrícola y la infraestructura para reactivar la siembra de algodón. En este último aspecto, Castro dijo que el municipio cuenta con dos maquinas desmotadoras y Aguachica otra más que se están oxidando por la falta de uso.

“No podemos ser unos simples espectadores ante el deterioro y casi desaparecida actividad algodonera luego de ser los mejores productores en el país. No podemos seguir desaprovechando las potencialidades que tiene nuestra región”, aseguró el ingeniero.

Para esta reactivación, el punto principal es crear nuevas políticas por parte del Estado para incentivar el cultivo. Sin embargo, Castro afirmó que para demostrar que el algodón todavía tiene futuro en la región, implementarán el uso de semillas transgénicas creadas por Corpoica. Con esto planean cultivar entre 3.000 y 4.000 hectáreas de algodón para el próximo año.

“El gobierno dice que se debe dejar de sembrar algodón porque está perdiendo competitividad. Este comité se encarga de presentar una propuesta para demostrar por medio de acciones que el suelo y las condiciones que tenemos son optimas para una buena producción”, aseveró Castro.

El presidente de Conalgodón, César Pardo Villalba, sostuvo que el cultivo del algodón está atravesando por “la crisis más aguda en su historia como cultivo comercial en Colombia. De las casi 300.000 hectáreas que se llegaron a cultivar, en la actualidad apenas hay 10.000 hectáreas en las dos cosechas. Esta disminución se debe a los elevados costos de producción, la mayoría de los cuales no están en manos de los productores.

En los últimos años el consumo ha estado alrededor de las 60.000 toneladas de fibra, de las cuales los productores nacionales suministraban la mitad, el resto se importaba.

“Hoy, los diferentes eslabones de la cadena, productores, comercializadores, industria y proveedores nos encontramos haciendo un esfuerzo para que el cultivo no desaparezca, no solo por su importancia económica, sino porque es el cultivo de rotación para maíz y arroz en varias zonas del país, indispensable para preservación de suelos y control sanitario. Los departamentos en los que aún se mantiene el cultivo son en la costa: Córdoba, Sucre, Bolívar, Cesar y Guajira y en el interior: Tolima, Huila, Cundinamarca y Valle”, concluyó Pardo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.