Uno de los mayores retos que tiene el agro colombiano es la tecnificación de los pequeños y medianos productores. Es por esto que son varias las estrategias que tiene el Ministerio de Agricultura para que los campesinos puedan acceder a créditos para comprar maquinaria.

Una de ellas es “A toda Máquina”, la cual a través de Finagro, ayuda a la compra de nuevos equipos con tasas subsidiadas. La entidad reportó que en el primer trimestre del año realizaron 953 créditos, que representan $69.868 millones. Durante 2017, Finagro efectuó 2.201 créditos para maquinaria por el valor de $205.899 millones. De estos, 1.233 fueron para la categoría de implementos y equipos agrícolas; 695 para tractores; 227 para combinadas y 46 para maquinaria pesada.

Así mismo, en el primer trimestre de 2018 también lideran los créditos en implementos y equipos agrícolas y tractores con $11.803 millones y $32.957 millones, respectivamente.

Con respecto a la clase de productores que accedieron a estos préstamos en 2017, lideran los pequeños productores con 1.105 créditos, lo que representa $5.460 millones. Por su parte, a medianos productores se dieron 882 créditos, lo que significó un desembolso por $114.225 millones. Entre tanto, los grandes productores accedieron a 212 créditos por un valor de $86.213 millones.

Cabe resaltar que, los grandes y medianos productores piden más préstamos para tractores, 112 para los primeros y 555 para los segundos, mientras los pequeños campesinos para implementos y equipos.

Ahora bien, el aguacate (144) y el algodón (131) son las actividades productivas que más demandaron créditos para tractores en 2017. En 2018 lideran el aguacate (68) y el arroz (22).

Para Julio César Alonso, docente de economía de la Universidad Icesi, en el sector agrícola hay que entender varias cosas, entre estas, es que la conversión del crédito a flujo de caja se demora.

El subsidio se agotó en el Banco Agrario

“A toda Máquina” contó con un subsidio de tasa que otorgó el Ministerio de Agricultura, el cual se agotó el pasado 23 de mayo. Con dicha tasa, el Banco Agrario logró colocar 5.664 créditos por un monto de $93.000 millones, de los cuales 49% se destinó a pequeños productores, 48% a medianos y 3% a grandes. Estos créditos se destinaron a: tractores, adquisición de maquinaria y equipo ($6.600 millones), equipos para actividades de pesca y acuícola, adquisición maquinaria ($5.300 millones), implementos y equipos agrícolas, adquisición maquinaria y equipos ($4.000 millones), entre otros préstamos.