Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Arango, investigadora de Corpoica explica que dentro de las bondades del cultivo de marañón es que “se adapta muy bien en climas secos y calientes, de baja precipitación, principalmente en la Costa Caribe; desde Córdoba hasta la media Guajira, la zona caliente del Valle del Tolima, Huila, los Santanderes y la zona de la Orinoquia”. indicó.

En el país apenas se está comenzando producir marañon, sin embargo existen cerca de unas 100 toneladas al año.

“Tenemos una 4.000 hectáreas plantadas con cultivos. En el Meta existen cerca de unas 500 y en Puerto Carreño 1.200 plantaciones. En la zona de Córdoba en un municipio productor, llamado Chinú, hay alrededor de 2.000 hectáreas y en la parte del Tolima, también se esta empezando a dar el fruto”, agregó Laura Arango.

El marañon produce un jugo, además de otros productos que pueden hacerse como bocadillos, dulces, jaleas, pasas, todos con alto contenido de vitamina C. Es atractivo por sus propiedades medicinales, en especial porque es muy buen expectorante y porque ayuda para la memoria.

Además contiene propiedades que han sido usadas para la producción de medicina. La planta produce una goma que es usada en la industria de los cosméticos, por contener ácido anacárrico. Es uno de los más útiles que existe en el mercado pues genera gran cantidad de usos, la mayoría a nivel agroindustrial.La clave para establecer un buen sembrado, rentable, productivo y de buena calidad para exportación, es obteniendo un buen material genético.

Las labores de manejo son muy sencillas y económicas. Se debe hacer un buen control de malezas, abonos y pocas fertilizaciones.

Por su parte los resultados son muy positivos, en un año se puede llegar a obtener hasta 1.500 kilos de nuez.

Por eso los inversionistas tienen muchas ventajas económicas, porque la fruta logra adaptarse muy fácil a suelos muy pobres, sabanas planas y con alta acides.

“Es muy rentable desde el punto de vista ambiental, porque aporta mejoramiento a las tierras” indicó Arango.

Condiciones para cultivar
Un cultivo óptimo exige suelos de textura franca, hasta con 15% de pendiente, buen drenaje y con pH entre 5 y 7; las características de textura franco-arenosa, pendiente entre 15 y 30%, drenaje moderado y pH entre 6 y 8, se catalogan como buenas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.