Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Cooperativa Agrosolidaria exportó por primera vez hacia Brasil manteca de copoazú, un fruto amazónico que usarán para la fabricación de productos cosméticos de Natura por sus propiedades benéficas, ya que contiene fósforo, pectina y vitamina C. Esta primera cantidad fue cultivada en la Amazonía colombiana, y enviada desde Florencia, Caquetá.

El copoazú es conocido como cacao blanco amazónico, y es un árbol de fruta tropical localizado en la cuenca amazónica de Brasil, Colombia, Perú y Ecuador. Estos árboles tienen altura entre cinco y 20 metros con hojas de color verde brillantes y son frutos de gran tamaño, como un melón.

De esta fruta se usa la pulpa para alimentos, la cáscara para abono orgánico y la semilla desechada. Pero gracias a este proyecto esta parte es usada para sacar la manteca, utilizada en productos cosméticos.

“Nuestra primera exportación lleva en su interior sueños y el resultado de un arduo trabajo de comunidades amazónicas comprometidas con su territorio. Con el corazón lleno de emociones, y las manos temblorosas, hoy como cada día, ratificamos que estamos en el camino correcto y seguiremos aportando a esta linda causa toda nuestra capacidad humana y técnica”, dijo Cesar Augusto Pulecio, representante de Agrosolidaria.

Esto se dio por un acuerdo de cooperación para consolidar la cadena de valor con productos e ingredientes amazónicos, que contó con el aval del Ministerio de Ambiente, la participación de Natura Cosméticos Colombia, Agrosolidaria (Seccional Florencia), la Asociación de Copoazú de Belén de los Andaquíes (Acba) y el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (Sinchi).

Ferney Vaquero, representante de Acba señaló que desde hace varios años comenzó a trabajar con el copoazú y en la asociación de cultivadores para buscar nuevas oportunidades de alianzas y tener garantizada la comercialización.

“Estos años han sido un trabajo de gran esfuerzo, hoy tenemos una excelente calidad de almendra de copoazú que nos permite hacer parte de este proceso de exportación. Para la familia Vaquero el copoazú es una oportunidad de vida, de aportar al cambio climático y al cuidado del medio ambiente. Me siento orgulloso de que mis hijos vean todo lo que se ha logrado con el copoazú”, dijo.

Este tipo de iniciativas del sector privado, de la mano con el Instituto Sinchi, ha permitido fortalecer la cadena de valor para los productos de cultivos amazónicos. Los desarrollos han sido a través de las escuelas de campo para fortalecer capacidades de los campesinos, con buenas prácticas, podas, enfermedades y manejo fitosanitario en Florencia, Caquetá.

María Andrea Vargas, gerente general de Natura Colombia, dijo que “este es un hito para dar seguimiento y demostrar que es posible desarrollar la economía local en la Amazonía. Usar el bosque de manera sostenible es rentable, este es el inicio de un camino largo para valorar y reconocer los activos de la biodiversidad de la Amazonía colombiana y de la Amazonía en general. Sin duda es un logro muy importante para nosotros como empresa y para el país”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.