Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hace un año Manuel Sabogal, un empresario quindiano de tradición cafetera, hizo un quiebre en la forma convencional de comercializar el café de la Hacienda Combia, ubicada en Calarcá, de propiedad de su familia cultivadora y productora del grano por 128 años de manera ininterrumpida.

Ideó la marca Café Inspiración con la que entró hace unos meses al exigente mercado coreano con 400 cajas de café especial y de origen. Ya ha realizado tres exportaciones. Fue un proceso juicioso, de creatividad y nada fácil, dice el empresario, y un primer paso valioso, añade, para darle forma a un proyecto que busca innovar en comercialización, es decir ir más allá de un producto en pergamino seco, y conseguir clientes para venderles valor agregado.

“Es un café especial y hemos tratado de seleccionar con mucho esmero. Estamos produciendo nuestro café para el mercado de Corea del Sur y de Norte América y es una experiencia con la que estamos aprendiendo”, agrega.

Sabogal lidera la cuarta generación de una familia dedicada al café que sabe y ha sentido las inclemencias climáticas de los últimos años, el vaivén del mercado y el bajón en precios. Es sin duda un sector en crisis, pero Sabogal se inspiró para buscar alternativas. Dice que hay tantas oportunidades como la creatividad permita.

“Hace 10 años decidimos fortalecer la finca hotel Hacienda Combia y hemos desarrollado el concepto de Café Inspiración como producto terminado en tres presentaciones y ahora la estamos desarrollando una nueva experiencia turística que es una vivencia, alrededor del grano, llamada Combia Inspiración”, señala.

Hacienda Combia está certificada con Rainforest y UTZ y un punto clave en esa internacionalización fue la participación en una feria especializada en Seúl, Café Show, promovida por Proexport, que le abrió posibilidades de hacer contactos y negocios.

Café y turismo un matrimonio ideal
El café de Hacienda Combia, dice Manuel Sabogal, quien está al frente del negocio, tiene notas de frutos rojos, chocolate amargo, acidez brillante y un complejo aromático traducido en un final balanceado. Estas características acompañan el desarrollo de Combia Inspiración, un producto turístico que estará abierto al público a mediados de marzo. “Con él se pretende que el visitante se convierta en una escultor de su propia taza de café. Es un proceso guiado en el que se entiende a profundidad los secretos de la naturaleza expresados a través del café”, dijo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.