Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esta iniciativa tiene como objetivo proporcionar información estratégica, georreferenciada y actualizada del sector agropecuario, para así crear un sistema estadístico que genere formulación y evaluación de políticas para el desarrollo rural en el país.

El censo no se realizaba desde hace más de 40 años, lo cual deja en evidencia que no existe ningún tipo de idea acerca de las cifras básicas para el mejoramiento de las producciones, la creación de políticas y la planificación de los territorios rurales.

El primer censo se realizó en 1960 y el segundo en 1970. Enrique Villegas, Presidente de la junta directiva de la Corporación Colombia Internacional, considera que la importancia de llevar a cabo este tipo de consultas, radica en la necesidad que tienen los sectores agropecuarios y rurales de conocer toda la información posible para mejorar sus producciones. Además, sostiene que el censo permitirá saber a ciencia cierta cómo está el país en materia agropecuaria y en dónde se deben realizar las inversiones.

Así mismo, Rafael Hernández Lozano, gerente general de Fedearroz, estima que el mayor problema que tiene el sector agropecuario es la falta de información veraz que demuestre la situación en que se encuentra el país. Según él, en la actualidad el Gobierno habla de hectáreas de arroz, hectáreas de plátano, hectáreas de café, pero todas son especulaciones, no hay nada exacto.

El censo lo realizará el Dane y contará con varias etapas. La primera se realizó en 2011, donde los objetivos fueron tener claro lo qué se iba hacer, en qué fechas se realizaría, así mismo conocer los costos, los responsables y el plan de pruebas. La segunda etapa se dio en 2012, cuando se inició la implementación y la preparación.

Para este año se espera la ejecución del proyecto. En los primeros meses se hará la capacitación, la sensibilización, el directorio de producciones y el alistamiento. En julio comenzará la recolección, el acopio y la transmisión de información.

La última etapa está prevista para el 2014. Se comprende de dos partes. La primera de ellas es en la que se realizará la recopilación, consolidación y creación de las bases de datos. En segunda instancia, se difundirán en línea los resultados, se hará una evaluación general y se consolidará el un estudio sobre los suelos agrícolas.

Para poder lograr los objetivos, el Dane tiene listas más de 100 preguntas que serán desarrolladas por 16.000 personas, distribuidas en 102 nodos (partes o sectores del país). Los encargados de aplicar el cuestionario serán habitantes de sus respectivas regiones, se espera que el cuestionario sea desarrollado en aproximadamente una hora.

Hasta la fecha se han realizado tres pruebas piloto, la primera entre el 29 de noviembre y el 2 de diciembre de 2011, la segunda en la primera semana de abril de 2012 y la tercera en septiembre del mismo año. El objetivo de estas pruebas es garantizar altos estándares de efectividad, cobertura, oportunidad, pertinencia y veracidad.

La temática con la cual se va a trabajar tiene tres ejes fundamentales: lo social, lo ambiental y lo económico.

En lo social se pretende identificar al productor agropecuario, tener información sociodemográfica de él y brindarle acompañamiento, financiamiento, asistencia técnica y generar empleo.

En lo ambiental se espera conocer el uso y la cobertura de la tierra, además del sistema de producción agropecuario, del manejo del agua, de los suelos, de la energía y de los residuos. En lo económico se pretende conocer el tamaño y la tenencia de tierras, además de algunos inventarios que permitirán adquirir más conocimiento en los temas del campo.

Según los expertos, con el censo no se acabarán los problemas del sector, pero la idea es generar bases de información para crear políticas que permitan tener mejor inversión en los recursos públicos.

19 municipios han hecho parte de los pilotos
Los resultados obtenidos en estás pruebas permitieron al Dane ajustar y corregir el modelo censal que se tenía. También permitieron evaluar los instrumentos cartográficos con los que se cuenta, la logística, el perfil de los censistas, la capacitación del personal y el sistema re recolección de datos. Algunos de los municipios que han hecho parte de estas pruebas son: El Guamo, Tolima; Acacías, Meta; Manta, Anapoima, en Cundinamarca; Carmen de Viboral, Antioquia; Sandoná, Nariño; San Juan del Cesar, Guajira; Sincé, Sucre; La Unión, en el Valle del Cauca, entre otros.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.