Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Estos ejemplares que se venden en el mercado interno hasta por $10 millones y que se certifican en habilidades como rescate, detección de explosivos y narcóticos o simplemente defensa conforman hoy el grupo más rentable de cría de mascotas.

Con una inversión de $500.000 a $800.000 por cachorro, entrenamientos y manutención por un plazo no superior a dos meses y un costo no mayor a $2 millones y el respectivo trámite de certificación se capacita cada uno de los ejemplares que demandan principalmente empresas de seguridad como apoyo en conjuntos o centros comerciales y clubes.

Pero están aún más valorizados en el exterior, donde se compran hasta en $15 millones, así lo explicó el entrenador de Fuerza Canina, Conrado Botero, criadero en donde en este momento entrenan a 20 perros.

Este valor, según expertos consultados, varía de acuerdo a la raza. El pastor belga, por ejemplo, supera el tope de los $15 millones siempre y cuando esté certificado. Para la importación, aseguran que debe cumplir con altas exigencias que ponen a prueba la calidad de la raza y su potencial.

El pastor alemán, por su parte, es un perro polifacético e ideal para la detectar narcóticos. Su valor está cercano a los $10 millones.
Uno de los más demandados en seguridad es el rottweiler, cuyo valor oscila entre $4 millones y $6 millones.

El Jefe de Unidad Canina del Aeropuerto Internacional José María Córdova en Rionegro, Jhon Vargas, explicó que la característica principal que juzgan a la hora de decidirse por un animal es que tengan un hocico alargado “porque se le va a facilitar el trabajo que es totalmente olfativo”. Del mismo modo, se busca que tengan un instinto de caza, cobro y recompensa para  poder tener un buen resultado”, sostuvo.

A pesar de los avances tecnológicos algunas veces estos aparatos pueden ser burlados, “es donde entra en acción nuestro perro, debido a que posee una capacidad olfativa 80 veces superior a la nuestra para poder detectar sustancias camufladas”.

El entrenamiento toma entre 15 y 30 minutos y se realiza por medio del juego. En el caso de la detección de narcóticos, por ejemplo, se les lanza una pelota que contiene droga para que el perro asocie el olor con este objeto. Luego, se le esconde la pelota para que el canino la encuentre.

Estos caninos son ideales para la seguridad de las Fuerzas Armadas, los aeropuertos, las empresas e incluso en los hogares, donde ha crecido su demanda.

El pitbull no es peligroso
El criadero Fuerza Canina tiene un programa por medio de competencias para romper el estigma de que los pitbull son peligrosos, incluso trabajan entrenándolos para lograr mejores resultados. “Lo que los pone agresivos es el maltrato lo mismo pasaría con un cualquier otra raza, por eso hay que jugar con ellos para que pierdan el estrés y energía ”, indicó Vélez.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.