Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El sector maderero tiene el reto de mejorar su productividad y aumentar las hectáreas que están dedicadas hoy al a los cultivos forestales con vocación comercial, que apenas suma 400.000 hectáreas. Como consecuencia, las importaciones de productos de madera han crecido en los últimos años. Solo en 2017, el incremento fue de 1,4%, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), y sumaron US$206,3 millones.

Sin embargo, el potencial es grande y los empresarios comienzan a ver las actividades forestales como una opción de negocio. La estrategia que estableció el Gobierno para lograr incrementar la producción y aprovechar estos recursos fue la identificación de las zonas del país con potencial para aumentar las plantaciones forestales.

Esta tarea, en cabeza de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra) encontró que 22% del territorio del país está habilitado para el cultivo comercial de la madera. Felipe Fonseca, director de la Upra, consideró que el país podría llegar a los siete millones de hectáreas, si se tiene en cuenta que tenemos una balanza comercial negativa.

Fonseca consideró que “estamos importando madera de zonas donde crece más lenta, cuando acá crece en periodos más cortos”, que pueden ser entre cinco y seis años, según el tipo de plantación.

De acuerdo con el documento, se identificaron 24,8 millones de hectáreas aptas para el cultivo comercial forestal, con una clasificación que se hizo a través de la aptitud, es decir, menores costos y fácil transporte, entre otros factores. Con la mayor aptitud se contaron 7,2 millones de hectáreas.

La presidenta de Fedemaderas, Alejandra Ospitia, cree que es positiva la delimitación de las áreas, aunque piensa que se debe concentrar en las de mayor potencial e indicó que “hay suelos que, con una buena inversión, traería buenos resultados para las compañías, y como mecanismo de inversión pública y privada”.

Hoy en día, la productividad de cada hectárea es cercana a los 240 metros cúbicos, equivalente a algo así como 1.300 árboles, aunque varía según la variedad del cultivo (pino o eucalípto son algunos), del territorio y el cuidado, como destacó Mauricio López, CEO de Primadera.

LOS CONTRASTES

  • Felipe FonsecaDirector general de la Upra

    “Estamos importando madera de zonas donde crece más lento. No es solo orientar los estímulos, es tener una política forestal ”.


  • Alejandra Ospitia Presidenta de Fedemaderas

    "Somos un país con bajo consumo per cápita de madera. Es mal vista, y se ha demostrado que no somos un motor de la deforestación ”.


  • Manuel Luque Gerente forestal de Lignus

    “Hemos traído maquinaria y expertos para tener altas rentabilidad. Ecuador tiene costos más bajos porque Es una industria que está subsidiada”.

En el mismo sentido, Manuel Luque, gerente de Lignus, compañía de cultivos forestales, consideró que no es un negocio exclusivo de las grandes industrias y que puede “ser cultivado en zonas no aptas para cultivos agrícolas, para aprovechar más los terrenos”, con un costo de producción promedio por hectárea de $4 millones.

Las regiones con mayor potencial para los empresarios son Antioquia, que tiene alto potencial en cultivos de madera en 1,46 millones de hectáreas, seguido de Córdoba, con 0,7 millones de hectáreas. Otros departamentos de alto potencial son Santander (0,60 millones de hectáreas) y Magdalena (0,55 millones de hectáreas).

El valor de los productos del bosque creció en los últimos años y a 2015, la madera y la leña disponible en el país acumuló un valor de $1,19 billones, representados en 9,10 millones de toneladas, mientras que los productos derivados de la transformación de madera acumularon 682.971 toneladas, con un costo de $1,11 billones.

“Tenemos un consumo de 150.000 toneladas por año”

El CEO de Primadera, Mauricio López, contó cuáles son los orígenes de la madera que utilizan para la elaboración de tableros y los planes que tienen de crecimiento y de expansión en los cultivos forestales.

¿Cómo es el suministro de Primadera?
Nuestra materia prima es la siembra, tenemos dos fuentes de madera, uno es la siembra forestal, buscamos cultivos con las características que buscamos, como densidad, resistencia y manejo del tipo de fibras. El otro es el uso de madera urbana, que es reciclada.

¿Cómo se seleccionan los cultivos?
Cada madera tiene una tipología. Hemos identificado en el centro del país las oportunidades que hay para desarrollar como unidad de negocio como en Brasil, Chile o Ecuador. En la zona centro somos la principal empresa en formas de tableros. Estamos partiendo de sembrar el árbol, traer una especie apropiada y hacer siembra controlada.

¿De dónde sale la madera que se cultiva?
Se buscan bosques a una distancia apropiada a la planta. Tenemos un consumo de 150.000 toneladas, es una proporción bien importantes de madera. Eso genera al rededor del negocio de madera, transporte, cultivos, fertilizantes, todo el negocio es bien importante.

¿Qué se busca en una especie?
Que cumpla con condiciones como temperaturas, lluvias. Lo otro a tener en cuenta es que esa oferta se demora algún tiempo. El promedio de crecimiento de un cultivo es entre cinco a seis años. Por eso estamos buscando bosques que compramos, luego traemos los bosques y los vamos incorporando.

¿Cuál es la extensión de sus cultivos?
Hoy tenemos 1.000 hectáreas y esperamos crecer 500 hectáreas cada año. La oportunidad es bastante buena, estamos en una zona donde hay industria y hace crecer la actividad.