Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Después de 15 años de trabajo e investigación, la Universidad Eafit, la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura), a través del Centro de Investigaciones del Banano (Cenibanano) y Forbio, firmaron un convenio para iniciar el licenciamiento de un bioproducto para el control de la Sigatoka Negra, enfermedad que ha sido considerada una de las que más afecta el cultivo del banano y que requiere altas inversiones para su manejo.

“Desde hace más de 15 años se trabaja en el desarrollo de un bioproducto que nos permita combatir la Sigatoka Negra. Gracias a esta alianza entre Augura, Eafit y Forbio, finalmente este producto podrá ser registrado ante el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y se producirá a escala comercial para que esté al servicio del productor bananero y compañías de aspersión aérea. Forbio es una empresa que produce productos biológicos en Colombia y que tiene una amplia experiencia en la producción de microorganismos, con sedes en Brasil, Argentina y Estados Unidos”, afirmó el director de Cenibanano, Sebastián Zapata.

El licenciamiento se presentó como un gran avance para una investigación, pues permitirá que Forbio retome los hallazgos para que el bioinsumo sea comercializado. “El mercado mundial está exigiendo que los alimentos tengan menos concentraciones de elementos traza contaminantes y moléculas que generan complicaciones en la estructura celular del ser humano. Con este bioinsumo vamos a llegar a abarcar un control biológico de un agente natural con otro agente de la naturaleza, extraído de suelos colombiano, con un potencial no solo del microorganismo, también con otra sustancia que regula la población de Sigatoka negra. No es un bioplaguicida porque somos una compañía bio”, expresó el socio y director de Forbio Colombia, Andrés Felipe Molano Marín.

Desde la Universidad Eafit, la profesora Valeska Villegas Escobar, investigadora principal en la relación de la Universidad con Augura, también explicó que la Sigatoka Negra es una enfermedad ocasionada por un hongo que ataca las hojas del banano, generando una necrosis foliar que puede hacer que la fruta se madure prematuramente afectando la productividad del cultivo.

“Al ser una enfermedad que está presente todo el año requiere ser controlada, en la mayoría de los casos por fungicidas químicos que hoy en día están siendo revisados ante diferentes entes y se requieren nuevas alternativas más amigables con el medioambiente. Dentro de las opciones está el bioinsumo que desarrollamos para contrarrestar esos efectos y tener nuevas alternativas de control”, manifestó Villegas.

De acuerdo con los investigadores, la Sigatoka Negra le puede estar costando a Colombia alrededor de US$65 millones al año. Esto porque cada uno de los ciclos de fumigación semanal equivale a US$31 por hectárea.

Posterior a la firma del convenio, se realizará el primer escalamiento del producto, por medio del cual se efectuarán pruebas de campo que servirán para registrarlo ante el ICA. Finalmente, las entidades coincidieron en la importancia de este tipo de estudios, puesto que países como Colombia, han sido fuertemente afectados en los últimos años debido al cambio climático y las repercusiones del mismo en los cultivos de la agroindustria.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.