Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Aún no se ha acabado el año, y el sector floricultor del país ya es uno de los más vendedores. Sin contar noviembre ni diciembre, es decir, de enero a septiembre, el país exportó cerca de US$1.300 millones y 215.000 toneladas de flores, reporte que dejó un crecimiento frente al mismo periodo de 2020, en ambos indicadores, de 18% y de 15,7% respectivamente.

Esto demuestra que la recuperación económica va por buen camino, pero también que, en términos generales, la floricultura ha tenido un buen comportamiento durante la pandemia, pues en 2020 el decrecimiento en valor y toneladas solo fue de 4%. “En términos generales, la floricultura ha logrado avanzar positivamente en medio de las dificultades de la pandemia”, indicó Augusto Solano, presidente de Asocolflores.

Esto se dio debido a que pese a las restricciones globales por el covid-19, Colombia logró cubrir la demanda internacional y llegó con sus flores a más de 100 países.

“En medio de la pandemia y con grandes dificultades en el campo logístico por la escasez de capacidad aérea y el mayor costo que esto implicó, la floricultura colombiana logró atender sus mercados internacionales. Actualmente, Colombia llega a 100 países en el mundo”, informó Solano.

Los mercados internacionales que potenciaron el buen comportamiento del sector durante el año en curso fue, en primer lugar Estados Unidos, que recibió 77,9% de las importaciones. Le siguen Canadá (3,5%), Holanda (3,2%), Japón (3,0%), y Reino Unido (2,9%).

Según Asocolflores, esto fue posible gracias al esfuerzo unido del gremio, en coordinación con las entidades gubernamentales. Sin embargo, en la gestión empresarial, “lo más importante fue haber priorizando la salud de los trabajadores para operar de manera continua; esto implicó mayores costos de transporte y bioseguridad de los trabajadores”,

Todo esto ha hecho que, en un balance general, Colombia hoy sea el segundo país exportador de flores en el mundo después de Holanda, con una participación de 17%. Además, que sea el primer proveedor de flores de potencias mundiales como Estados Unidos y Japón; lo es también para países como España y Canadá.

Hoy son 700 hectáreas de producción con las que cuentan el país en todo el territorio nacional de cultivo flores. De esos, 66% de la actividad productiva se concentra en el departamento de Cundinamarca, 33% en Antioquia, y 1% en la región occidente del país.

Pero, las cifras macro no acaban ahí. Este sector económico representa 80% de la exportación total por vía aérea de Colombia; aeropuertos como El Dorado, en Bogotá; José María Córdova, en Medellín, y los puertos de Santa Marta, Cartagena, Buenaventura, Barranquilla y Turbo, son los escenarios claves en los cuales se moviliza la carga de flores hacia los mercados internacionales.

Por esto y todo lo anterior, la cifra de empleabilidad de la floricultura en Colombia también es significante: genera más de 140.000 empleos formales directos e indirectos; de los cuales, 65% de las plazas generadas corresponde a mujeres, la mayoría madres cabeza de familia.

Proyecciones a 2022
Teniendo en cuenta que uno de los mercados estratégicos para las flores son los eventos masivos como matrimonios o convenciones, y que este fue una de las encomias más golpeadas por la pandemia por las restricciones de aforo, este será uno de las plazas que el sector espera recuperar en 2022, puesto que en este año apenas se reactivó. Esto indicó, un cambio en los comportamientos de consumo de: más flores para adornar los hogares, que los lugares públicos, tal cual como indicó Solano. “La pandemia trajo un comportamiento de consumo diferente, ya que al estar más en casa empezaron a consumir más flores. El reto es que esto sea un hábito y no disminuya la demanda.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.