Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Uno de los factores más relevantes al momento de iniciar un negocio con pollos de engorde, que son usados de manera exclusiva para obtención de la carne, es la manera en que se alimentan las aves para obtener tasas de crecimiento óptimas mediante materias primas como el maíz, la soya o la torta de soya.

Según explicó Fenavi, entidad gremial en cabeza de Gonzalo Moreno, para lograr un peso promedio de 2,3 kilos durante la etapa de engorde, que dura aproximadamente cuarenta días, el pollo consume 3,8 kilos de alimento en el tiempo acumulado.

Agronegocios consultó los costos del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa) de la última semana de agosto, para conocer cuánto le puede valer a un productor durante la etapa de engorde, en promedio, la cría de estas aves en el rubro de alimentación.

Para hacer el cálculo se hizo un promedio de los costos manejados por las centrales de abasto que comercializaron durante esa semana maíz amarillo, teniendo en cuenta que existen otras dietas para la industria avícola con base a soya o torta de soya, que manejan otros precios y que, en su mayoría, son importados desde Estados Unidos y Argentina.

Dicho esto, para un productor de pollos de engorde que cría a sus aves únicamente con maíz amarillo, el costo promedio por kilo en la última semana de agosto fue de $2.149 y, si se tiene en cuenta las cifras de Fenavi, en las que en un periodo acumulado de 40 días se consumen hasta 3,8 kilogramos, la cifra ascendería por cada ejemplar a un valor cercano a $8.596.

Si se analiza el precio por toneladas del maíz amarillo según los datos que tiene Fenalce, al contrastar los valores de enero con los de junio, este grano se incrementó 27,2%; mientras que la soya, en comparación con los mismos periodos de tiempo, tuvo un alza de 26,7%. “Entre estas dos materias primas suman más de 80% de lo que cuesta producir pollo”, explicó Gonzalo Moreno.

Si un pollo de engorde puede consumir casi cuatro kilogramos de maíz amarillo durante un periodo acumulado de 40 días, esto quiere decir que una tonelada de esta prima alcanzaría para alimentar al menos a 250 aves. Si la tonelada de maíz amarillo se encuentra en $1.741.389, esto daría un valor por ave aproximado de $6.965, excluyendo otros costos operacionales de la crianza.

Pronavicola aseguró que el costo para un productor de aproximadamente 1.000 aves por ciclo tiene en cuenta diferentes rubros como la alimentación y logística.

Lo primero a saber es que un pollito de un día tiene un costo de $2.300. En cuanto al alimento de iniciación se requieren 1.200 gramos por un valor de $3.531, mientras que el de engorde por una cantidad de 3.350 gramos tiene un precio de $10.492.

Los costos operacionales incluyen la cama ($70), gas ($185), insumos como la potabilización de agua y desinfectantes preventivos ($185) y mano de obra, calculada en tres horas por día ($360), lo que da como total $17.123.

El valor de los concentrados también está elevado por consecuencia de las presiones inflacionarias externas; el bulto iniciación por 40 kilos tiene un valor de 117.700, en promedio, mientras que el bulto de engorde cuesta $125.280, según la entidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.