Agricultura

Eutanasia, el paso para evitar el sufrimiento

Analista LR
Por:
Teresita Celis
07 de junio de 2016

Nunca serán fáciles las despedidas y menos si se trata de un ser querido. Pero hay ocasiones en que la muerte es el alivio ante el sufrimiento. Esto, que en un principio, parece ser un asunto de humanos encaja, perfectamente, en las mascotas, hoy constituidas, en muchos hogares colombianos, como parte de la familia.

En ellas, la edad y las enfermedades terminales son circunstancias inevitables y ahí la eutanasia, que significa muerte buena, aparece como una solución para evitar el padecimiento. En Colombia este procedimiento en animales está reglamentada en la Ley 576 de 2000, artículo 19 parágrafo 2.

La norma define la eutanasia, en el ámbito veterinario, como “la muerte sin dolor” y podrá realizarse con la voluntad y autorización del usuario de los servicios o responsable del animal.

El procedimiento es considerado como recurso terapéutico en caso de enfermedades terminales o situaciones irreversibles en las cuales ya no hay nada que tratar, y como una medida sanitaria, en cuyo caso es obligatoria su aplicación. El método deberá ser farmacológicamente aceptado, humanitario e indoloro. Pero ¿en qué casos se debe aplicar? Como en toda profesión aquí opera también la ética y tras una valoración juiciosa del veterinario a la mascota, éste determina si es viable su aplicación o no.

“No es que porque el perro o el gato me daña los muebles entonces hay que hacerle la eutanasia. No. El médico veterinario la debe rechazar si no cumple los requisitos, es decir, cuando ya no hay nada que tratar, así el tenedor la autorice”, señaló el director de la Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle, Édgar Gutiérrez. Estos, dijo, tienen que ver, directamente, con la edad, agresividad (problemas de conducta),  dolor, pérdida de la calidad de vida, no valerse por sí mismo (escala de Karnofsky) y en términos generales padecer sufrimiento.

“Si se aplica una eutanasia de manera indebida y hay de por medio una queja o demanda Comvezcol convoca al Tribunal Nacional de Ética que entra a indagar, a investigar y a hacer el debido proceso. Si considera que se violó la norma se sanciona al profesional de acuerdo con la Ley 576 de 2000”, señaló el presidente del Consejo Profesional de Medicina Veterinaria y Zootecnia de Colombia (Comvezcol), Ramón Correa.

Si la valoración médica determina que sí se debe hacer el tratamiento terapéutico para que la mascota no sufra, la autorización la da el propietario. “A él se le explica el procedimiento. Que es una muerte tranquila, sencilla, segura, rápida, sin dolor ni sufrimiento y serena. Para garantizar esto es recomendable que el propietario acoja los servicios de una clínica o sito reconocido, que cumpla con la normatividad. Para ello puede pedir licencias y permisos de uso de medicamentos. No cualquiera debe hacer el procedimiento ni utilizar cualquier fármaco porque no se cumple el objetivo de una muerte buena”, sostuvo Gutiérrez.

Los medicamentos idóneos son drogas controladas y deben ser autorizadas por el Fondo Nacional de Estupefacientes. A esta entidad, el establecimiento que practique la eutanasia, debe reportarle la dosis (que se estipula de acuerdo al peso), el uso y el motivo. Los costos de una eutanasia en mascotas oscilan entre los $200.000 y $300.000.

Comvezcol distribuye formularios
Comvezcol es el organismo autorizado para distribuir los formularios que permiten adquirir los medicamentos regulados y controlados por el Fondo Nacional de Estupefacientes y el ICA, para práctica de procedimientos, entre ellos la eutanasia.

1. Valoración médica de la mascota
Es un paso fundamental que le permite al veterinario tratante determinar si el animal debe ser sometido a este tipo de procedimiento.

2. Autorización
Una vez se da vía libre a la eutanasia, el tenedor de la mascota debe entregar por escrito una autorización a la clínica o establecimiento que hará el procedimiento.

3. Reporte a la autoridad
La clínica debe informar al Fondo Nacional de Estupefacientes que va a practicar una eutanasia. Debe reportar el medicamento, el motivo y dosis.

4. La despedida
A los dueños se les explica el procedimiento y viene un momento íntimo con su mascota. Muchos se despiden de ella, le agradecen y la acompañan.

5. Procedimiento
Se pone un catéter venoso. Se suministra un tranquilizante. Cuando el dueño autoriza se aplica la segunda inyección. En segundos el animal deja de sufrir.

6. Disposición del cuerpo
Algunos dueños autorizan necropsia y dejan el animal para que la clínica haga disposición de él. Otros tenedores toman un servicio funerario.

Las opiniones

Édgar Gutiérrez Vélez
Dir. Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle

“Al propietario de la mascota se le explica el procedimiento. Que es una muerte tranquila, sencilla, segura, rápida, sin dolor ni sufrimiento y serena. Se recomienda que se haga en un sitio seguro”.

Ramón Correa Nieto
Pte Consejo Profesional Medicina Veterinaria y Zootecnia

“Si se aplica una eutanasia de manera indebida y hay de por medio una demanda Comvezcol convoca al Tribunal Nacional de Ética que entra a investigar y a hacer un debido proceso”.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Agricultura