Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colombia tiene nuevo campeón nacional de catadores, su nombre: Eduardo Armero, caficultor y catador de la Asociación de Productores de La Unión (AsproUnión) de Nariño, que va a representar a Colombia en el próximo Campeonato Mundial de Catadores, que se llevará a cabo en Budapest (Hungría).

En entrevista con Agronegocios, el catador dijo que uno de los objetivos que debe tener la caficultura es “que los jóvenes tengan una visión integral. No es solo recolección, hay más, una cadena de valor alrededor”.

¿Qué se necesita para ser catador de café?
Se necesita conocimientos básicos y ser una persona apasionada por el tema del café. Al ser apasionado surgen muchas preguntas, por ejemplo quién es el productor, qué proceso de beneficio se hace para la elaboración. Dan ganas de saberlo todo.

¿Hay proceso de formación?
El 20% es formación académica y 80% es experiencia y práctica.

¿Hay programas para aprender a ser catador?
Hay que aprenderse los protocolos de la Federación Nacional de Cafeteros. Además, hay cursos que la da la escuela del café y el Sena. Estos son certificados.

¿Eso es todo?
Lo más importante viene después que es seguir practicando y activar los sentidos. Poder identificar defectos y atributos de cada café. Es como la música, que se aprende la teoría, pero quien no toma una guitarra pues no aprende.

¿Hace cuánto comenzó?
Hace ocho años. El impulso inicial fue la curiosidad por el café que producía mi papá. Una vez llegaron unos catadores de café y el de mi papá fue reconocido como uno de los mejores. Desde entonces empezó mi curiosidad.

¿Cuál es el mejor café según usted y su experiencia?
El café depende mucho del gusto personal del catador y comercialmente del cliente. Hay cafés diversos, buenos y malos en todos los países. Dentro de ese gusto personal, en Nariño hay un café con dulce a flor de café o jazmín muy fino. Se encuentra en los cafés de altura de Nariño.

¿De Colombia qué se puede resaltar?
Colombia es un café en donde encontramos muchos perfiles, en Nariño se encuentra con notas florares. En el occidente con notas agrupadas con mejor cuerpo. En el Huila y Cauca cafés con notas de frutos rojos. Tenemos un mapa diverso.

¿Y en otros países?
El de Sidamo en Etiopía.

¿Qué balance hace del año cafetero?
En el último año, las exportaciones han venido recuperándose. Veníamos de 2010, 2011 y 2012 en donde las cifras eran desalentadoras. Mientras que en 2015 y 2016 se ha revertido la tendencia. También tenemos una apertura con la eliminación de restricciones y eso le hace bien al café.

¿Cuál factor incide en la producción?
Dependemos mucho del tiempo y si esto sigue bien creemos que la caficultura se va a seguir recuperando y va a ser positiva este año.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.