Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La exportación de productos con valor agregado continúa siendo un reto para los productores agropecuarios colombianos. El gremio de agricultores de plantas ornamentales no desea quedarse atrás y por ello, celebró la reciente salida al mercado internacional de flores en maceta.

Un cargamento de 500 anturios sembrados partió hace pocos días desde Pereira para dinamizar el comercio en Panamá. Se trata de la primera experiencia exportadora de flores de maceta de Colombia.

El mercado de plantas vivas, de acuerdo con cifras de la Asociación Internacional de Productores Hortícolas (Aiph), por sus siglas en inglés), supera los US$4 billones anuales a precios del productor. 

 En palabras de Augusto Solano Mejía, presidente de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores), con esta prueba se abre una nueva oportunidad de desarrollo y diversificación para el sector de la floricultura. “Colombia ha trabajado durante unos 50 años en exportar flores frescas cortadas, pero estas plantas en macetas tienen unos requerimientos adicionales que deben ser aprobados por los países receptores”, apuntó.

Según explicó, se trató de un proceso de casi tres años, en el que hubo que realizar distintos ensayos. “Lo que temen los países es que con el material donde va sembrada la planta lleguen enfermedades y plagas que se propaguen y acaben con otros cultivos, por eso las inspecciones fitosanitarias son muy estrictas. Entonces se tienen que hacer pruebas y llegar a unos acuerdos y protocolos para que el proceso de exportación pueda fluir”, argumentó.

El primer embarque pertenece a la empresa productora Siete Colinas S.A.S. que, según el dirigente gremial, próximamente también sacará hacia Panamá otras especies como orquídeas y bromelias. 

Solano Mejía destacó además que esta acción fue posible gracias a un trabajo articulado entre Asocolflores, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con el apoyo las autoridades panameñas equivalentes.

Al respecto, Luis Humberto Martínez Lacouture, gerente general del ICA, resaltó que, como autoridad sanitaria nacional, la entidad que lidera acompañó durante muchos meses este proceso y emitió los Certificados Fitosanitarios de Exportación a las plantas de anturio, luego de otorgar el registro del predio y el registro de exportador, realizar una rigurosa inspección, aplicación de pruebas diagnósticas para plagas de interés cuarentanario en cumplimiento de lo establecido por el país importador. “La entidad homóloga de Panamá reconoce las capacidades técnicas y la tarea de efectivo control fitosanitario que se desarrolla en Colombia”, apuntó.

Esta inspección, destacó Martínez Lacouture, se realizó de acuerdo con los requisitos sanitarios firmados entre el ICA y Mida (Autoridad Sanitaria de Panamá), el cual garantiza que el envío está libre de plagas como la Pythium splendens, un hongo que infecta las raíces de las plantas.

Capacitación para los productores
Cientos de floricultores de los municipios de Risaralda, Quindío, Valle del Cauca, Antioquia y Cundinamarca han sido asesorados por el Minagricultura y el ICA, con el fin de garantizar la formación en las labores requeridas para asegurar la calidad exigida de los productos en los mercados internacionales. El Primer Encuentro Nacional de Viveristas, Expo Viveros, Expotrópica y Proflora son algunos de los encuentros nacionales e internacionales que ha apoyado el Ministerio como vitrina a mostrar la oferta colombiana del sector.

La opinión

Augusto Solano Mejía
Presidente de Asocolflores
“Las inspecciones fitosanitarias para exportar flores en maceta son muy estrictas, porque los países temen por propagación de plagas”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.