Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La crisis geopolítica que atraviesa Europa tiene repercusiones en el agro. Como muestra de ello, basta decir que Colombia importa 42% de los fertilizantes desde Rusia y Ucrania, y otro 10% desde Bielorrusia. Otros países de la región, como Brasil, han presentado esta semana planes para reducir la dependencia de las importaciones de insumos para los cultivos.

Sin embargo, expertos aclaran que, por el momento, no se advierte un problema de disponibilidad de productos, ya que, dependiendo del insumo, hay otros proveedores, como Trinidad y Tobago, Estados Unidos, Canadá, Alemania, entre otros.

LOS CONTRASTES

  • Jorge Bedoya Presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC)

    “Si las cosas vuelven a la normalidad y el conflicto de Rusia y Ucrania se resuelve se esperaría que los precios bajen. La urea, antes de la invasión, ya estaba bajando después de la mitad de 2021”

  • Carlos Duque Asesor ambiental de Fenavi

    “Se va a disparar la demanda de gallinaza y pollinaza de estiércoles. Hoy estamos en capacidad de producir fertilizantes de última generación para los cultivos”.

“Lo que pasa es que nosotros estamos importando más de dos millones de toneladas de fertilizantes al año. El tema es el costo, porque la sustitución en este tipo de productos podría ser con orgánicos u otro tipo de nitrogenados. Hay tesis que hablan de la pollinaza y la gallinaza como alternativas, pero la pregunta es en qué volúmenes, y si realmente contribuyen en la misma alimentación de las plantas como el NPK, o la urea o el cloruro de potasio”, explicó Jorge Bedoya, presidente de la SAC.

Y es que, desde hace más de dos décadas, algunos gremios y federaciones vienen trabajando el tema de la compostación, para no vender simplemente estiércol, sino vender fertilizantes. Carlos Duque, asesor ambiental de Fenavi, aseguró que “todo el mundo está desesperado por el costo de los fertilizantes, la crisis de Ucrania agudiza aún más el tema de los insumos por costos, pero eso viene desde hace varios años, los costos han sido enormes”.

En esa línea, el presidente de la SAC señaló que hay productos que no se encuentran en Colombia, “como por ejemplo la urea o los insumos que son fosforados, y no tenemos minas de explotaciones de fósforo”.

El panorama a corto plazo es complejo. Aunque el Gobierno ha tomado decisiones para hacer una exención de aranceles a algunos insumos, las medidas tendrán efecto hasta dentro de tres meses. “Estamos en manos de las importaciones. En este momento en que los alimentos están disparados en Colombia y en que están subiendo los precios de los commodities como consecuencia de la guerra, no tener una producción nacional hace complicado el panorama”, explicó Cecilia López, exministra de Agricultura.

Igualmente, el asesor ambiental de Fenavi puntualizó que se va a disparar la demanda de gallinaza y pollinaza de estiércoles. “Hoy nosotros estamos en capacidad de producir fertilizantes de última generación para los cultivos, no es simplemente un tema de crisis política, también es un tema de cambio climático que necesitamos atender”.

Finalmente, Bedoya dijo que si las cosas vuelven a su normalidad y el conflicto de Rusia y Ucrania se resuelve, se esperaría que los precios bajen. “De hecho, la urea, antes de la invasión, ya estaba bajando después de la apretada que tuvo durante la mitad de 2021”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.