Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

De acuerdo con el Centro Regional de Monitoreo Hidrológico y del Clima de la CAR Cundinamarca, desde el 2010 las típicas heladas de la primera temporada seca del año no habían sido tan intensas.  La mayoría de los municipios de la Sabana de Bogotá y los de Ubaté y Chiquinquirá se han visto afectados.

Si bien este fin de semana no se presentaron heladas tan intensas, las bajas temperaturas que se registraron en los primeros días del 2020, han sido equiparables con las de 2010, año en que acorde con los registros de la CAR habían sido las más fuertes hasta el momento en el país.

Las temperaturas mínimas se han mantenido y en algunos casos han sido más bajas e intensas, lo que ha ocasionado daños a los pastos y a cultivos como la papa.

Según un comunicado de la CAR, las heladas no se registran todos los días en las mismas zonas o municipios y las temperaturas  no son constantes. Aunque, de acuerdo con el Ideam, "es probable que los próximos días se mantengan, por lo que se recomienda estar atentos y empezar a gestionar acciones de prevención y control".

Hasta el momento las secuelas de las heladas son grandes: daños de cultivos y pastizales, lo que ha dejado millonarias pérdidas para campesinos y agricultores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.