Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

A tres semanas de que se viva en el país la celebración de Semana Santa, tiempo de reflexión para algunos y de vacaciones para otros, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), pronostica que esta época del año puede estar pasada por agua ante el cruce de la temporada de lluvias con el fenómeno de El Niño.

Árboles caídos, tormenta eléctrica, fuertes vientos, deslizamientos de tierra y hasta afectaciones a techos de viviendas son algunas de las muestras que ha dado el inicio de la primera temporada de lluvias en el festivo de “San José”, sorprendiendo con el paso de un sol inminente a un fuerte aguacero  en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Manizales.

La directora del Ideam, Yolanda González Hernández, que aunque el fenómeno de El Niño sigue en consolidación, “no nos inhibe la temporada de lluvias. Ya comenzó la primera temporada que va hasta mediados de junio, siendo abril y mayo los meses más lluviosos”.

Santander, Norte de Santander, Antioquia, Caldas, Risaralda, Tolima, Huila y Cundinamarca son los departamentos que actualmente cuentan con un especial monitoreo, debido a que las lluvias podrían tornarse más fuertes en estas zonas del país, considerando que cuando hay fenómeno de El Niño normalmente llueve más en el Pacífico colombiano.

“Normalmente las lluvias que vienen en esa transición de temporada seca traen unos eventos que generan crecientes súbitas o deslizamientos de tierra. En esta ocasión la transición de temporada seca a lluvia llegó muy fuerte, hemos tenido varios días de precipitaciones muy fuertes y los terrenos comienzan a ceder, sobre todo en las zonas inundables, pero esto varia cada día”, agregó González.

La funcionaria resaltó que lo que se ha venido presentando en el país estaba previsto dentro de los pronósticos para el fenómeno de El Niño. Sin embargo, señaló que esto podría generar un periodo largo, ya que se deben pasar las etapas de evolución, desarrollo, elaboración, consolidación, debilitamiento y finalización.

“Estamos esperando tener más datos para poder confirmar el pronostico de Semana Santa, pero hemos tenido un fenómeno de El Niño menor a lo que esperábamos, con una fuerte sequía en sus inicios pero que se ha camuflado con la llegada de la temporada de lluvias”, dijo la directora del Ideam.

Desde finales de 2019, el fenómeno de El Niño inició pisando fuerte en regiones como la Orinoquía y Amazonía, que tradicionalmente son conocidas por ser las más secas y con poca precipitación de humedad en comparación con la región Andina, donde las lluvias están más consolidadas en el Centro. Ante esto, el Ideam informó que las mayores reducciones de los volúmenes de lluvias serán en el Caribe y la Orinoquía con 32 % y 28 %, respectivamente.

En cuanto al agro, la directora del Ideam resaltó que esta temporada de lluvias será de “buen” provecho para los agricultores, ya que podrán regar la tierra que ha estado sometida a choques externos, principalmente en cultivos como la palma, el café, el banano y las flores.

AFECTACIONES

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), informó que en lo corrido de marzo ya se han presentado 68 emergencias en 15 departamentos y 65 municipios del país, las cuales han afectado a 1514 familias. Además, estos eventos han dejado 17 personas heridas y cinco fallecidas, no obstante aún no se han presentado personas desaparecidas.

“Las entidades que conforman el Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD) se encuentran en alistamiento preventivo para atender los eventos que se presenten con ocasión de la temporada de lluvias, así como los municipios y los departamentos, quienes ya tienen activos, en gran parte del país, sus planes de contingencia para mitigar el impacto que pueda generar el aumento del agua en algunas zonas de Colombia”, indicó Eduardo José González, director de la UNGRD.

De acuerdo con el funcionario, de los 68 eventos que se han presentado, 38 corresponden a vendavales, movimientos en masa (18), inundaciones (8), avenidas torrenciales (5), crecientes súbitas (3), una granizada y una tormenta eléctrica.

En cuanto a las personas que han perdido la vida, la entidad explicó que dos de estas víctimas se registraron por un vendaval en Chaparral (Tolima), un muerto por el mismos fenómeno en Tenerife (Magdalena), una víctimas en Útica (Cundinamarca) por una avenida torrencial y una persona en el municipio de Amagá (Antioquia).

La entidad hizo un llamado a los ciudadanos a atender las alertas emitidas por los Consejos de Gestión del Riesgo y a tomar las precauciones necesarias durante esta temporada invernal para evitar hechos que lamentar.

ALERTAS

Con respecto a las alertas que emite el Ideam, en su último informe resaltó que se encuentra en estado amarillo la región Andina, debido a la creciente del río Carare, en los departamentos de Santander y Boyacá.

La alerta cobija a la región Pacífico y Amazonía, quienes presentan niveles altos en la cuenca media y baja del río San Juan y en el río Amazonas, a la altura del municipio de Leticia.

“Esta condición hidrológica es normal para la época del año y se espera que la cota de afectación se alcance para principios del mes de abril”, destacó el Ideam.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.