Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lo primero que deben tener en cuenta los agricultores que estén interesados en instalar en sus fincas un sistema de riego en zonas donde hay cultivos de secano, es con una fuente de agua lo suficientemente caudalosa para regarlos.

Este manantial puede ser un río, una quebrada o pozos profundos que dispongan en la finca. Por ello, el ingeniero Carlos Andrés Martínez García, gerente y socio de la empresa Irridelco S.A., dice que lo importante en este caso es calcular el requerimiento hídrico del cultivo.

“Uno necesita un litro de agua por segundo por hectárea cuando se va a implementar un sistema de riego en sembrados de secano. Si por ejemplo se van a cultivar 10 hectáreas de arroz, maíz o sorgo, se requiere un caudal de 10 litros por segundo”, precisó Martínez.

Otro aspecto a tener cuenta es el tipo de energía que va a utilizar, si es eléctrica o si requieren de un motor de combustión interna para que funcione el sistema de riego. Igualmente, debe evaluar qué tipo de obras civiles son necesarias para sacar el agua de una quebrada o de un río.

Sistemas eficientes

El ingeniero José Julián Monroy Rairán, superintendente en la zona norte del campo experimental Palmar de la Sierra de Cenipalma, advierte que, al momento de implementar un sistema de riego en un predio, lo importante es que sea eficiente.

Esto significa que “el agua que se adquiera para regar un plantío se capitalice en un gran porcentaje en líquido disponible para el cultivo. No sirve utilizar sistemas de baja eficiencia, en los cuales se capta agua y muy poca de esa cae disponible en el sembrado, por tanto, no tiene éxito el riego y se afectan notablemente las cuencas hídricas”, resaltó Monroy.

LOS CONTRASTES

  • Carlos Andrés Martínez García Gerente y socio de Irridelco S.A.

    “Uno necesita un litro de agua por segundo por hectárea cuando se vaya a implementar un sistema de riego en cultivos de secano, y eso varía en cada siembra”.

Según este experto, para las zonas de secano se deben utilizar sistemas de riego presurizado, mediante los cuales se lleva el agua y se hace una distribución planeada de esta sobre la superficie del suelo para administrarla de una manera adecuada, de tal manera que se evitan regarla en lugares donde no se necesita y tampoco se desperdicia energía. Los sistemas más indicados serían los de aspersión y por goteo, porque brindan un manejo óptimo del agua en la operación del riego de la hacienda o finca donde se encuentre.

Los cultivos de secano

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida como FAO, indica que, globalmente, la agricultura de secano se practica en 83% de las tierras cultivadas y produce más de 60% de los alimentos del mundo.

Por ello, recomienda que, para aprovechar mejor el recurso hídrico, los productores utilicen los sistemas de riego por goteo y el subterráneo en estas áreas, porque son dos métodos que ofrecen máxima eficacia, ya que aplican el agua solamente donde es necesaria.

Además de ahorrar líquido, particularmente por sistemas de riego por goteo, tienen la ventaja adicional de incrementar los rendimientos de los cultivos y reducir la salinización de los suelos.

En términos generales, se considera eficiente un método de riego cuando el agua aplicada a la siembra es utilizada en un porcentaje superior a 70%.

La sugerencia que hacen los expertos es utilizar mecanismos presurizados, con los cuales se hace una distribución planeada del agua obre la superficie del suelo a regar evitando desperdiciarla en lugares donde no se necesita.

Es clave recordar que mediante tecnologías se pueden optimizar los recursos. La inversión en la infraestructura de la hacienda y la finca tiene sus rendimientos en el mediano plazo.

Implemente la tecnología en todos sus invernaderos

En los cultivos de invernaderos es fundamental implementar un sistema de riego específico, dado que estos no se encuentran en libre exposición. Dichas siembras necesitan recibir un suministro de agua controlado, es decir, se debe procurar aplicarles la cantidad óptima de nutrientes y del líquido. Para instalar este tipo de tecnología es importante tener en cuenta las particularidades y el estado tecnológico de la planta, ya que no es lo mismo tener una planta en producción a tenerla en desarrollo. Debe ser cuidadoso con cada uno de sus cultivos para optimizar recursos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.