Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Sandra Lorena Carmona Gutiérrez, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), fue quien encendió las alertas sobre el hongo Fusarium oxysporum y ataca al tomate en el país.

Según la investigadora, en el país no se contaba con suficiente información referente al estado de esta enfermedad, “pues no se conocían específicamente las razas virulentas del fitopatógeno que estaban atacando los cultivos de tomate colombianos”.

“Esta información es importante porque una estrategia de manejo debería basarse en saber cómo está afectando a la planta este hongo y qué clase de variedades o genotipos resistentes a la enfermedad se pueden cultivar”, explica la investigadora, quien además de caracterizar la raza de Fusarium oxysporum forma especial lycopersici (FOL) a la que se enfrentaban los productores, también realizó acercamientos a formas de manejo con agentes biológicos.

“Identificamos molecular y morfológicamente, por medio de protocolos que ya habían sido probados principalmente en Europa por otros grupos de investigación, dos aislamientos de FOL en Colombia y determinamos que se trata de la raza dos”, señala la magíster, y agrega que muchos de los genotipos que usan los productores en campo actualmente tienen resistencia solo a la raza uno.

La agencia de noticias de la Universidad Nacional, también recordó que “una primera medida para enfrentar mejor esta plaga sería empezar a implementar el cultivo de genotipos de tomate resistentes tanto a la raza uno como a la dos de FOL, que ya se encuentran disponibles en el comercio”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.