Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Para nadie es un secreto que el nitrógeno es fundamental para el crecimiento de los pastos, se ha demostrado que es el elemento extraído del suelo en mayor cantidad, es fundamental para el crecimiento de los vegetales, haciendo parte de gran cantidad de compuestos como proteínas, ácidos nucleicos, enzimas, coenzimas y pigmentos como la clorofila.

No obstante, sin desconocer los efectos de la fertilización nitrogenada, se ha venido comprobando que para que éste importante mineral ejerza toda su función productiva debe estar acompañado de manera balanceada por otra serie de minerales que son esenciales en la formación y en la estructura de los mismos compuestos orgánicos.

Significa sacarle mayor beneficio a la fertilización nitrogenada. Una razón técnica de peso para aportar nutrición completa vía fertilizantes es no dejar al azar el aprovechamiento del resto de nutrientes, pues es muy probable que los minerales sencillamente no estén en el suelo, que no estén disponibles o que la especie forrajera no los pueda absorber.

En términos productivos, los datos de campo permiten concluir que la respuesta de pastos tecnificados es mayor al aplicar nutrición completa comparada con sólo nitrógeno.

Desde el punto de vista económico, medido para una hectárea, cuando se iguala el valor de la inversión en fertilización completa al que se hace tradicionalmente con úrea, se obtiene un menor costo de producción por cada kilo de materia seca de pasto.

En definitiva, debe existir un equilibrio entre la formulación del fertilizante, el costo del insumo asociado a una dosificación, pero más importante aún es conocer la relación que permite obtener los mayores rendimientos económicos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.