Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La ministra de Agricultura Cecilia López, dijo que para definir cuánto costará el plan de 3 millones de hectáreas que se comprará a ganaderos y otros actores del sector rural, necesita que el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) y la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra) definan los avalúos y costos reales.

Para llegar a esa definición del precio del programa se necesita el catastro multipropósito, un plan que busca explicar en qué condición y qué tanta tierra hay en Colombia. El director de la entidad, Gustavo Marulanda, dijo que es una prioridad del Gobierno avanzar en el levantamiento de la información. Sin embargo “es un reto”, según él, la administración pasada no dejó la información catastral al 40% como se había reportado sino en 9,4%. Es decir que hay datos solamente sobre 10,7 millones de hectáreas.

Adicionalmente tendrá que ser recursivo para priorizar zonas de las que necesita información con urgencia, porque cubrir todo el país con el catastro multipropósito vale hasta $4 billones, de los cuales calculan que ya hay $1,1 billones.

¿Por qué tantas demoras con las metas del catastro multipropósito? ¿No se cumplirá el objetivo de 100% antes de 2025?

Allí hay noticias que no son tan gratas. Efectivamente la meta del Gobierno pasado era de 41,2%, pero cuando entramos a revisar cifras internas, ese 41% recogía dos procesos. El de actualización, es decir el Catastro con enfoque multipropósito y otros temas que eran las actividades del día a día dentro de la gestión catastral.

Pero la gestión catastral tiene tres procesos: uno, formación, no hay nada es levantar desde cero. Dos, el proceso de actualización catastral que es ya teniendo la información, actualizar periódicamente, en Colombia los periodos de desactualización superan 10 años. Y el proceso de concertación que es recoger los trámites que día a día radican los ciudadanos, el que vendió el predio y el que lo compró, necesitan por ejemplo ajustes como el cambio de nombre; o incorporaciones por propiedad horizontal, etc, la mayoría a solicitud de las personas. Así se difunde la información, producto de lo que hace el catastro para que se tomen decisiones.

¿Y esos tres componentes es lo que apunta a 9%?

Retomo, 40% cuando se suman dos procesos, pero en la práctica, la actualización catastral que son los del nuevo enfoque de multipropósito a penas llegan a 9,4%. Este país está en 9,4% actualizado con información catastral multipropósito, la tarea no es llegar de 40% a 100%, sino del 9,4% para llegar a 100%. El trabajo es una gestión más titánica que nos esperan con las cifras que dejó el Gobierno pasado.

¿Cómo va el levantamiento entre las ciudades y el campo?

El tema es que hoy ese 9% que llevamos actualizado está concentrado en zonas urbanas y algo de la parte rural, al 15 de septiembre. El país hizo un esfuerzo por actualizar municipios de la Amazonía y Arauca, y otros de la Cordillera Central, por parte de entidades habilitadas como gestores catastrales.
Ese es el estado de avance, ya tenemos entonces 10,7 millones de hectáreas actualizadas de 114 millones de hectáreas.

Hace un tiempo se dijo que habían créditos de banca multilateral en riesgo por el lento avance del catastro, ¿en qué va eso?

La próxima semana tenemos visita del Banco Mundial y el BID. Hemos tenido acercamientos con la banca multilateral y muchos programas. Además de los recursos del BM se suman a otros del Gobierno Nacional, regalías, más cooperantes, británicos, suizos y holandeses, que han apoyado en asistencia técnica. Le hemos apuntado a tratar de poner al día toda la información, poner la cara y compromisos que nos permitan cumplir las metas de actualización catastral.

¿Entonces se garantiza que no se perderá el crédito y además hay más fuentes?

El año entrante, además de contratos en curso, de los cuales podemos decir que hay 40 municipios financiados por estas fuentes, Usaid, Reino Unido, u otros, la idea es cumplir unas metas más ambiciosas. Para el próximo año esperamos incluir 41 municipios en proceso de intervención, esos son 5 millones de predios que intervendremos, son cerca de 228.000 hectáreas adicionales. La idea es prepararnos para tener toda la información previa y poder avanzar en vigencias futuras. Esto con los recursos de Banco Mundial, BID y cooperantes, pero el Gobierno Nacional aportará más recursos para ajustar esa meta. Esto nos lleva a revisar de manera significativa el ecosistema de la gestión catastral.

Todo es para apuntarle a cumplir los acuerdos de La Habana y el punto uno tenga la información para las siete millones de hectáreas de formalización y 3 millones de la tierra nueva. La tarea es dura, es titánica, y tendremos que articular la interacción de entidades públicas.

¿Con tantas metas que no se han podido cumplir usted qué objetivo le gustaría en cuanto a porcentaje de la actualización catastral?

Este año se nos viene la incorporación de municipios de Boyacá, otros financiados por la ANT, y la idea es efectivamente llegar más o menos a 10,5% u ojalá 11%, y tener la línea base de los procesos de gestión catastral.

¿Cuánto se necesita para tener el catastro en su punto máximo?

Tenemos la financiación para 2023 y 2024, y es para cubrir cerca de 45 municipios adicionales, sumando recursos de Banco Mundial y cooperantes; más recursos del PGN.

La idea de este Gobierno es aportar recursos adicionales, por ahora las fuentes no están del todo ciertas.

El presidente Gustavo Petro dijo que llegarán recursos importantes, se suman a estos para la compra de predios, en los que MinAgricultura dijo que habrá procesos con enfoque multipropósito. Se hablan de $4 billones adicionales para cubrir la totalidad de las metas que pondría el Gobierno. Es decir, el esfuerzo que se hará será bastante fuerte, dependerá de discusiones en el Congreso, de la tributaria y hasta regalías. Debe ser una mezcla adecuada para cumplir con las metas.

A hoy con los recursos que tenemos, más las cooperaciones son cerca de 2023 a 2026 para 47 municipios actualizados. Con todas estas fuentes, más lo que incluiría el Gobierno Nacional son hasta $4 billones lo que vale la actualización catastral. Todo esto es importante para saber qué se puede y qué no en la tierra, restricciones, cartografía de insumo, así se puede avanzar en el proceso de barrido. Esa información es la sumatoria de todo. Cuando hablamos todos estos procesos son esos $3,8 billones a $4 billones.

¿Cuánto de ese total ya tienen?

Hoy tenemos US$150 millones del BID y Banco Mundial, cerca de $200.000 millones apropiados para la vigencia entrante, $200.000 millones para los años siguientes.

¿Entonces hay $1,1 billones pero falta más?

Sí, esas son las cifras a hoy. Por eso el Presidente ha insistido en que hay que ver de dónde salen los recursos adicionales para completar las fuentes de financiación para lograr la cobertura integral que exige el país. Aquí también hay un recurso valioso y es el de entidades territoriales habilitadas para cumplir en el esfuerzo Gobierno y regiones.

El perfil

Gustavo Adolfo Marulanda Morales, es administrador público, egresado de la Escuela Superior de Administración Pública (Esap), especialista en Gestión de Entidades Territoriales de la Universidad Externado y master en Planeación del Desarrollo de la Universidad Santo Tomás. Cuenta con un recorrido laboral tanto en el sector público, como en el privado y académico. Fue director de la Unidad Administrativa Especial de Catastro Distrital entre 2009 y 2016 y subdirector de Ejecución de la Dirección de Crédito Público de Hacienda Bogotá.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.