Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mayo, por la celebración del día de la madre, representa uno de los picos de ventas para la floricultura , la producción de follajes y plantas vivas. Sin embargo este sector, como otros del agro, ha sido uno de los más golpeados en la coyuntura del covid-19. Jairo Cadavid, presidente de Colviveros, explicó de qué manera la pandemia ha afectado al sector.

¿Cómo ha impactado al sector el covid-19?
Todas las plantas de ciclo corto se perdieron. El lado exportador mantiene parte de su ritmo y a nivel interno el canal de ventas digitales es casi el único que está moviendo la caja. La apuesta del sector ahora está en la temporada de Madres.

¿Qué porcentaje de las ventas del sector son para consumo interno?
Cerca de 75% de la producción se enfoca en el mercado doméstico y 25% termina en mercados internacionales, donde los renglones de plantas y follajes ya aportan un poco más de US$20 millones anuales a la canasta exportadora del país. Cabe mencionar que una empresa viverista, enfocada en los mercados internacionales, es la mayor generadora de empleo rural por hectárea en Colombia, con más de 320 fuentes de trabajo en sólo seis hectáreas.

¿Cómo está el consumo interno de ornamentales?
Por la prioridad que el consumidor le dio a la provisión de alimentos al inicio de la cuarentena, las ventas se paralizaron, pero en la medida en que la gente entendió que la cadena de abastecimiento seguía operando, empezó a mirar productos como las plantas vivas, los follajes y las flores, porque más allá de su valor ornamental, está comprobado que un poco de naturaleza en casa contribuye a mejorar el estado de ánimo y la productividad de las personas, y a renovar los espacios.

En cifras, ¿cuánto estima que ha caído la venta de plantas vivas en el país?
Estimamos que a la fecha el sector ha registrado una caída en ventas cercana a los $30.000 millones, lo que afecta la capacidad de generación de empleo del viverismo.

¿Cuántos puestos de trabajo genera el sector, y qué tantos están en riesgo?
Están en riesgo más de 35.000 familias campesinas. El viverismo es un segmento compuesto en 90% por pequeños productores rurales, principalmente en Cundinamarca.

¿Cómo ve las líneas de crédito especiales que se crearon para el agro?
Las líneas de crédito no están fluyendo al ritmo de las necesidades de los productores de ornamentales del país y por eso estamos trabajando, de la mano de Caproflor y el Grupo Geffa-Fenalco, con el Gobierno en otras opciones diferentes a los créditos.

¿Cuáles son las peticiones puntuales al Gobierno?
Los créditos son importantes pero no son la mejor opción, por eso planteamos un conjunto de 21 propuestas para mitigar el impacto del covid-19 sobre los cerca de 160.000 empleos que el sector de ornamentales genera. Mayor flexibilidad laboral, coberturas por empleo generado o por hectárea certificada ante el ICA, subsidios con base en las ventas y proyectos de transformación productiva forman parte de las propuestas que estamos revisando.

¿Son suficientes las ventas a domicilio para mitigar las pérdidas del sector?
Las ventas digitales se están generando y vienen creciendo. Lamentablemente no son suficientes para soportar los empleos de las empresas, y sobre todo de unidades productivas basadas en el esquema de la economía familiar campesina.

¿Cómo se preparan para la celebración del día de la madre?
La producción está lista y lo que esperamos es una alta respuesta de los colombianos para que expresen sus sentimientos con nuestros productos. La temporada representa casi 50% de la comercialización de orquídeas en el país y 30% de las ventas del año para los productores de anturios, bromelias y rosas en maceta, así como de arreglos florales y plantas de follaje.

¿Qué lecciones pueden extraer de esta crisis a futuro?
Muchas, para todos los segmentos. La planeación normal le está dando paso a la planeación por escenarios dinámicos, tenemos que ser muy creativos. En términos de productividad la tecnificación y en términos comerciales las ventas digitales, deben ser una estrategia no sólo para nuestro sector sino para todo el agro.

Exportación de plantas se mantenía

Según el informe de exportaciones de febrero publicado por el Dane, la categoría de plantas vivas y productos de la floricultura generó exportaciones por $278.101 en los primeros dos meses de este año, lo que representa un aumento de 6,4% frente al mismo periodo del año anterior, cuando las exportaciones de la categoría ascendieron a $261.337. En enero y febrero, la categoría tuvo un peso de 4,3% de las exportaciones totales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.