Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los ingredientes naturales lideran el mercado, actualmente el consumidor prefiere lo saludable. Precisamente, fue ahí donde la compañía colombiana SuperFüds vio una oportunidad de negocio. Hoy por hoy, su plataforma de ecommerce (www.superfuds.com) es la predilecta por las marcas emergentes para sus lanzamientos.

Agronegocios habló con Sebastián Hernández, fundador y director ejecutivo de la empresa quien destacó que, cerraron una ronda de US$1,5 millones para crecer las unidades de negocio en Colombia y México, pero principalmente para catapultar al equipo de tecnología donde atienden a miles de negocios mes a mes.

¿Cómo nació SuperFüds?
La compañía nació en Barranquilla en el 2016, somos tres cofundadores costeños. Siempre nos apasionaron los alimentos saludables y poder crear empresa. Identificamos que esta era una industria que crecía a pasos agigantados, entonces empezamos en el garaje de mi casa atendiendo vegetarianos, veganos, celiacos, hipertensos, diabéticos y, en general, gente que quería cambiar sus hábitos.

¿Cuáles son los productos que ofrecen?
Tenemos más 450 productos en el portafolio representados en cerca de 90 marcas principalmente en Colombia, en México abrimos operaciones este año y estamos representando unas 20 marcas con portafolios de más o menos 180 productos. Tenemos desde snacks, confituras, mermeladas, aderezos, aceites, semillas, nueces, bebidas vegetales, endulzantes.

¿Cuál es la meta que tienen?
SuperFüds es la primera distribuidora de base tecnológica en Latinoamérica, somos una compañía totalmente fondeada por fondos de capital en Estados Unidos y en México. SuperFüds va a ser la plataforma que va recoger todas las marcas emergentes de todo el continente latinoamericano, vamos a abrir oficinas en los países principales donde a través de la plataforma vamos a conectarlas con todos los negocios y vamos a crear la posibilidad de entender cuáles son las tendencias de consumo por cada uno de los segmentos de mercado y cada país. Yo diría que nos vamos a convertir en menos de cinco años en la distribuidora más importante del continente de la categoría de productos saludables.

¿Cómo ha sido su plan de expansión?
Nosotros llevamos tres años operando en Colombia pero recientemente acabamos de abrir oficinas en México, cerramos una ronda de US$1,5 millones de inversión. Con este dinero este año el objetivo principal era abrir operaciones en México donde ya hemos cerrado relacionamiento con los retail más grandes del país y estamos comenzando a trabajar con marcas mexicanas, Lo relevante de esta ronda es que fue apenas una parte de lo que vamos a empezar a levantar en el primer semestre de 2020, vamos a levantar US$15 millones de inversión para la compañía, el objetivo es hacer la apertura del mercado brasilero, el ecuatoriano y el peruano, ahí vamos a montar operación propia. Sin embargo, SuperFüds está exportando a la Florida, y hemos exportado a países como Panamá, Curazao, y Costa Rica.

¿Por qué le están apostando al mercado mexicano?
El mercado mexicano es un mercado de 127 millones de habitantes casi tres veces más que el mercado colombiano, nuestro objetivo es poder cubrir inicialmente Colombia, Brasil y México, con esos tres países tendríamos una población similar al mercado estadounidense. El mercado mexicano tiene un poder adquisitivo importante, además es bastante extenso.

¿De cuánto son las vetas anuales de la empresa?
Nosotros deberíamos estar cercanos a los $10.000 millones en ventas, pero el próximo año deberíamos llegar a los $60.000 millones en ventas.

¿Cómo ven la tendencia de consumo de alimentación saludable en general?
Siete de cada diez consumidores están volteando el respaldo del producto para leer los ingredientes que tiene, hay una gran afinidad en la nueva generación de consumidores porque son consumidores que están mucho más educados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.