Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Rodrigo Lara Meléndez, gerente de la Nueva Asociación de Palma de Aceite (Napa), señaló que en el país ya está cubierto en el consumo de aceites, tanto para alimentación como para combustible.

“En el mundo el aceite de soya es el de mayor consumo y el de mayor demanda, por esto hay que desarrollar más la oleoquímica para poder incrementar el uso del aceite de palma”, aseguró.

Por su parte, Luis Eduardo Betancourt de Unipalma, dijo que si bien Colombia figura dentro de los países productores de aceite de palma, la brecha con respecto a los volúmenes producidos en Asia es enorme. Las áreas sembradas en esos países superan las 13 millones de hectáreas, mientras que en el territorio nacional se cuenta con 444.000.

Sin embargo, el experto afirma que es de suma importancia resaltar el dinamismo del sector por lo que explicó que “entre los años 2002 y 2011 la palma pasó de representar el 4,5% del área agrícola nacional al 8,6% mostrando un crecimiento anual superior al 9%, es así como hoy por hoy suple la demanda nacional para los diferentes usos y hay una oferta exportable”.

A pesar de los avances de la industria, Lara afirmó que la infraestructura del país es el aspecto que más afecta al sector palmicultor, lo que causa que el transporte del producto valga mucho más dinero dentro del país que en el exterior.

“Al igual que otros productos colombianos nos afecta la revaluación del peso y por consiguiente nuestros costos de mano de obra y transporte no nos ayudan. Es muy importante bajar los costos de fertilizantes y agroquímicos normalmente más altos en Colombia que en otros países.

En precios altos los negocios crecen pero cuando bajen los precios de venta estos costos podrían volver el cultivo no rentable”, concluye Betancourt.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.