Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una de estas técnicas ampliamente difundida es la Fertilización Foliar, la cual sirve como complemento de una buena fertilización de base realizada al suelo o sustrato, su utilización está basada en suplir o corregir deficiencias puntuales en ciertos estados fenológicos de las plantas, pero también es importante enfocarla para mejorar la calidad y productividad de la flor tipo exportación ya que los mercados cada vez son más exigentes en este sentido.

La fertilización constituye uno de los pilares fundamentales de la producción agrícola. Hoy no se concibe la explotación agrícola sin una adecuada fertilización que permita obtener del suelo toda la capacidad productiva dentro de las limitaciones que imponen las condiciones climatológicas en cada caso.

La fertilización foliar permite aportar nutrientes específicos uniformemente sobre el cultivo de acuerdo a cada momento o etapa fenológica donde los requerimientos son más elevados sin depender de los factores de absorción radicular (interacciones físico-químicas), facilitando una disponibilidad inmediata a la planta de los elementos nutricionales.

Corrección de deficiencias
Corrige rápidamente deficiencias especialmente de microlelementos como Boro (B), Cobre (Cu), Manganeso (Mn), Hierro (Fe) y Zinc (Zn). Está demostrado que con la aplicación principalmente de fertilizantes foliares a base de Hierro (Fe) y/o Manganeso (Mn) existe corrección de la clorosis en muchos cultivos, al producirse una regeneración de los cloroplastos, lo que conduce a un reverdecimiento de las hojas y un aumento de la actividad fotosintética.

En el mercado de insumos agrícolas existe una amplia gama y variedad de productos foliares que contienen elementos nutricionales como Nitrógeno (N), Fosforo (P) y Potasio (K) que son requeridos por las plantas en altas cantidades, al igual que Calcio (Ca) y Azufre (S).

También existen productos ricos en microelementos, o combinaciones de Elementos Mayores, Secundarios y Menores con diferentes tipos de quelatación (Lignosulfanatos), adición de reguladores de crecimiento (Hormonas) y tecnologías de liberación controlada foliar, que hacen más eficiente y rápida la asimilación al interior de las plantas.

Al aplicar los fertilizantes foliares sobre las plantas, éstos penetran en pocos minutos a los espacios extracelulares del limbo foliar y allí quedan protegidos de condiciones adversas permitiendo que se asimilen en un período de 1 a 4 días (dependiendo del tipo de quelatación) y se distribuyen vía floema a toda la planta para cumplir múltiples funciones nutritivas y generar un adecuado balance nutricional.

Por esta razón Colinagro ofrece un amplio portafolio de Fertilizantes Foliares que permiten tener herramientas y soluciones para cada caso de acuerdo a las necesidades de la producción de flores de corte tipo exportación enmarcado dentro de un adecuado costo/beneficio.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.