Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luego del acuerdo que firmaron Ucrania y Rusia para exportar más de 22 millones de toneladas de alimentos represados en los puertos ucranianos de Odesa, Pivdennyi y Chornomorsk, misiles rusos impactaron en el primero de estos embarcaderos el anterior sábado, tan solo 24 horas después de haber sido pactado. La esperanza duró poco.

LOS CONTRASTES

  • Luis Roberto Rivas Gerente general de la ILC

    “En materias primas tenemos una dificultad muy grande durante este periodo; entre 2021 y 2022 tuvimos crecimientos en los costos de los insumos entre 12% y 18%”.

  • Henry VanegasGerente general de Fenalce

    "En el país no tenemos centeno, sino solo cebada. Si a la industria cervecera le ha subido el costo de los insumos importados, debe volver a comprarle al productor nacional”.

Ante este panorama, Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, aseguró que seguirán haciendo esfuerzos para poder exportar casi 60 millones de toneladas de granos y cereales en los próximos nueve meses. Aunque por cuenta del ataque del fin de semana, podría retrasarse hasta un bienio.

Este panorama complica a muchos sectores del agro y de la industria, entre ellos al sector cervecero y de licores. Según datos de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, Leguminosas y Soya (Fenalce), se produjeron 6.290 toneladas de cebada durante 2021, lo que implica una mayor importación de este cereal para suplir la demanda local.

Desde 1991, el país no ha superado el umbral de las 100.000 toneladas de cebada producidas por año, y, en total, el año pasado se importaron 336.240 toneladas de este cereal; es decir que, del total de la demanda, 98,2% es importado.

Según Fenalce, el consumo per cápita de cebada en el país fue de casi 6,5 kg para 2021. Entre tanto, el consumo aparente de este cereal superaba las 350.000 toneladas, pero el monto producido en Colombia no llega ni a las 10.000 toneladas, ya que la mayoría es importado,

A propósito de este panorama, Luis Roberto Rivas, gerente general de la Industria Licorera de Caldas, señala que “el año 2022 es bien difícil por muchas situaciones. El mundo está en un momento histórico y casi que es un nuevo orden económico mundial, con inflaciones disparadas en muchos países. En materias primas tenemos una dificultad muy grande, que empezó con la pandemia y que se ha vuelto crítica en este periodo. Entre 2021 y 2022 estamos teniendo crecimientos en insumos y materias primas de entre 12% y 18%”.

No obstante, el impacto más grande lo tiene la industria cervecera, ya que, según los datos de Fenalce, respecto a los precios nacionales al productor, la tonelada de cebada costaba en promedio $996.667 para abril de 2020; mientras que, en el mismo mes de este año, el valor había subido a $1.592.200, un incremento que corresponde a 59,75%.

Ahora bien, si revisamos otros productos del agro que usa esta industria para la producción de sus bebidas, la malta sin tostar también tuvo un alza significativa. En promedio, para 2020, este cereal costaba cerca de $2.086.504, mientras que, durante este año, su costo está en una media de $3.200.590; es decir, un incremento aproximado de 53%.

En total, Colombia importó 32.093 toneladas de malta sin tostar durante 2021 y, con corte a abril de este año, la cifra está cercana a 17.848 toneladas.

A su turno, la malta tostada tuvo un comportamiento similar en cuanto a sus precios. Para 2020, el costo promedio por tonelada era de $3.773.866; mientras que, con corte a abril, el valor asciende a $4.766.562, un alza de 26,3%. De este cereal, se ha importado un total de 148,6 toneladas en el mismo periodo de tiempo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.